16-2-galgo-Nota-Prensa
Los galgos mostraban síntomas de abandono. / el adelantado
Publicidad

El Seprona de la Guardia Civil investiga a cinco personas por delitos relacionados con la protección de animales domésticos y otra como presunta autora de un delito de maltrato de unos perros, al estimar que se encontarban en estado de abandono.

Los animales estaban en una parcela de Nava de la Asunción, donde los efectivos de la Guardia Civil localizaron a tres galgos, uno de ellos muerto y otros dos en estado de malnutrición severa. Los veterinarios del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León colaboraron en la comprobación del estado de los animales.

Los agentes indiciaron la investigación de una persona, a la que se le atribuía la presunta autoría de un delito relativo a la protección de animales de compañía. Se instruyeron diligencias, que fueron entregadas en el Juzgado de Santa María la Real de Nieva, ya que el deterioro que presentaban los galgos era tal que tuvieron que ser ingresados inmediatamente en una clínica veterinaria para evitar su muerte.

Por otra parte, los agentes también investigaron a cuatro personas a las que se les imputan varios delitos de falsificación de documentos públicos, al alterar la fecha de vacunación antirrábica de los pasaportes de varios perros, con el fin de eludir infracciones administrativas a la Ley de Animales de Compañía, según han indicado desde la Subdelegación del Gobierno.

Con estas acciones también se pretendía tener cubiertos por el seguro de responsabilidad civil los daños causados por los perros al ocasionar lesiones a una persona en Torrecilla del Pinar, y por las mordeduras a otros animales en otro suceso ocurrido en Palazuelos de Eresma.

Compartir