Palacio Riofrío
El Palació de Riofío será uno de los lugares que implementará su seguridad. / E.A.
Publicidad

Los sistemas de seguridad de Patrimonio Nacional, en el caso del Real Sitio, el Palacio de Ríofrío y el Real Sitio, serán renovados gracias al contrato que han suscrito con la empresa Gunnebo, líder mundial en productos, soluciones y servicios de seguridad. Además, actualizarán también los de el Palacio de la Almudaina (en Mallorca), el Real Convento de Santa Clara de Tordesillas (Valladolid), el Monasterio Real de Santa María de las Huelgas (Burgos), el Monasterio de Yuste (Cáceres) o el Cuarto Alto de los Reales Alcázares de Sevilla. En total, la inversión será de 697.000 euros.

En concreto, la multinacional sueca ha renovado el software de gestión y control integral de seguridad, homogeneizando sus sistemas de circuito cerrado de televisión (CCTV) y adaptando sus sistemas de alarma a un grado de seguridad acorde a la categoría del inmueble, a través de la implementación y uso de una tecnología de control moderna e integrada.

Estas y otras intervenciones, como la modernización de la tecnología de detección de intrusos, han permitido aumentar su grado al más alto en términos de seguridad de los siete Reales Sitios.

La empresa

A través de este proyecto, Gunnebo refuerza los sistemas de seguridad de los Reales Sitios y contribuye a proteger y preservar el patrimonio histórico de nuestro país, en un contexto en que la seguridad ciudadana y la protección del espacio público e histórico han pasado a un primer plano en el panorama social y político del país.

Para Álvaro Rodríguez, director comercial de Gunnebo España, “la renovación de los sistemas de seguridad de estos siete Reales Sitios no solo avala las prestaciones de nuestras soluciones de seguridad electrónica, sino nuestra capacidad de garantizar los más altos estándares de detección de intrusos en infraestructuras singulares como la de estos exponentes del Patrimonio Nacional, en los que ha sido un placer y un estímulo trabajar”, aseguró.

Gunnebo, líder mundial en productos, soluciones y servicios de seguridad, opera en España como filial del grupo homónimo sueco, que cotiza en la bolsa de Estocolmo. Su facturación a nivel global supera los 650 millones de euros, está implantada de forma directa en 28 países, tiene presencia en más de 100 y cuenta con un equipo de 5.500 profesionales. En la península ibérica, la compañía emplea a 270 personas y factura alrededor de 30 millones de euros y da servicio a más de 4.000 clientes.