Recogen un gavilán que murió al chocar en una pista de pádel en Prádena

288

Agentes medioambientales del Servicio de Medio Ambiente de la Junta en la comarca de Navafría se desplazaron el pasado miércoles a la localidad de Prádena, para recoger un ejemplar de gavilán que había aparecido muerto en un porche exterior del Centro de Educación Obligatoria ‘La Sierra’. Fueron los propios alumnos quienes gestionaron la recogida, ante el hallazgo del animal. En concreto, los estudiantes de 3º de ESO de la materia de ‘Iniciación a la Actividad Empresarial y Emprendedora’ dieron el aviso para que los agentes acudieran al centro educativo y se hicieran cargo del cadáver.

El gavilán murió como consecuencia de sufrir una colisión contra una cristalera, probablemente cuando perseguía algún pequeño pájaro para cazarlo. Una vez recogido, el ejemplar se traslada al Centro de Recuperación de Animales Silvestres ‘Los Lavaderos’, en Segovia, dependiente de la Junta de Casilla y León, donde es evaluado y se confirma la causa de la muerte.

Las colisiones con cristaleras son una importante causa de mortalidad no natural de aves debido a que la reflexión de la luz produce un efecto de espejo en el cristal que hace que pase inadvertido para las aves. Desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente se proponen medidas preventivas para evitar estos accidentes como la instalación de pegatinas en los cristales de forma que aumenten el contraste y los hagan visibles.

El gavilán (accipiter nisus) es una rapaz forestal, de cola larga y de pequeño tamaño; suele medir entre 28 y 40 centímetros de longitud, y entre 60 y80 centímetros de envergadura. Es una especie protegida, incluida en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como ‘De Interés Especial’.

Los agentes medioambientales, acorde con sus funciones de gestión y vigilancia del medio natural, desarrollan un amplio abanico de actividades para la custodia y defensa de la riqueza forestal, la fauna y la flora silvestre. El seguimiento de las poblaciones de las diferentes especies de fauna de la provincia es una de estas funciones. También son los colaboradores más habituales del Centro de Recuperación de Animales Silvestres, pues son los que trasladan hasta allí a la mayoría de los animales salvajes que se encuentran heridos o, como en el caso de Prádena, muertos.

Por eso es preciso recordar que si cualquier ciudadano encuentra en Segovia un animal aparentemente muerto o herido, lo que debe hacer es, como los estudiantes de Secundaria de Prádena, llamar al teléfono 921 417 230, del Centro Provincial de Mando de la Delegación Territorial de la Junta, o a los agentes medioambientales de la zona donde se haya producido el hallazgo, para su recogida y atención desde el primer momento por personal especializado.