Reabren el proceso a las lecheras por conductas anticompetitivas

El caso había sido cerrado el pasado octubre por defectos de forma, pero ahora se retoma

210

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha reabierto el caso contra once empresas y asociaciones del sector lácteo a las que se había acusado de conductas anticompetitivas, como la posibilidad de pactar precios, o intercambiarse los acuerdos con los ganaderos suministradores. Este caso se había archivado el octubre por defectos de forma, pero ahora vuelve a retomarse, una vez solventados esos defectos.

El problema arrancó en el año 2011 con la llegada de documentación referida a la fijación del precio de leche cruda de vaca en Castilla y León y Galicia. En 2012 se realizaron inspecciones en las sedes de estas compañías y comenzó un “procedimiento sancionador” que fue ampliado en abril de 2014.

En febrero de 2015 la CNMC hizo público el resultado de una investigación que comenzó un año antes, con la que acreditó la participación de las empresas sancionadas en supuestas conductas anticompetitivas, como el intercambio de información para la fijación de precios en la compra de leche cruda de vaca o la cesión de ganaderos. Por ello, este organismo adoptó una resolución que proponía una multa superior a los 88 millones de euros.

Las empresas sancionadas eran Danone (23,2 millones de euros), Capsa (21,8 millones), Lactalis Iberia (11,6 millones), Nestlé España (10,6 millones); Puleva Food (10,2 millones) Calidad Pascual (8,5 millones), Senoble (929.000 euros), Central Lechera Asturiana (698.000 euros), Celega (53.000 euros), Asociación de Empresas Lácteas de Galicia (Aelga) y Gremio de Industrias Lácteas de Cataluña (GIL), con 200.000 y 100.000 euros, respectivamente de multa.

Las empresas expedientadas presentaron recursos y fueron estimados parcialmente por la Audiencia Nacional. Los tuvo en cuenta en su forma y ordenó el pasado mes de octubre retrotraer el procedimiento al momento inmediatamente anterior a abril de 2014. Pero el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado 21 de diciembre un “anuncio de notificación” en el que Competencia comunicaba al Gremio de Industrias Lácteas de Cataluña la reapertura de este procedimiento sancionador.