Nuria Fernández de la Fuente, candidata del Partido Popular a la Alcaldía de Cuéllar.
Publicidad

— ¿Cómo es la candidatura del Partido Popular para estas elecciones?¿Con qué perfiles contáis?
— La candidatura del PP estas elecciones, al unir la experiencia de personas que llevamos doce años trabajando en el Ayuntamiento y personas del exterior, muchas de ellas muy jóvenes, lo que nos va a permitir es hacer algo muy nuevo, con pasos firmes porque conocemos los procedimientos. Podrá hacer que la localidad prospere bastante.Hemos tenido muy en cuenta los barrios y pedanías en la lista: tres personas son de pueblos y barrios. Con esto, y con uno de los miembros en un puesto que pueda formar equipo de Gobierno, lo que queremos es recoger las necesidades de estos lugares y que se vean dentro de la estructura del Ayuntamiento de Cuéllar. Que no se vean desplazados, como que “si nos sobra os damos”, porque son un municipio de Cuéllar y tienen que estar representados.
Es una candidatura seria, con experiencia, llena de profesionales con mucho bagaje y podrá dar todas las respuestas que el municipio necesita.

— Después de doce años del Partido Popular en el Gobierno de Cuéllar, ¿la candidatura toma un rumbo diferente?
— Ya no es que tome un rumbo diferente, es que la actualidad de Cuéllar es completamente diferente a lo que nos encontramos en 2007. Ha habido doce años en los que había que hacer lo que se ha hecho: había 11 millones de euros de deuda, hubo que pedir un préstamo para pagar nóminas, y estábamos atados de pies y manos. Tocaba política de austeridad, que a nadie le gusta. A partir de ahora, con un Ayuntamiento saneado, habrá otro ritmo. Somos las mismas personas pero distinto proyecto, que mira hacia adelante, deja de ser conservador y quiere potenciar todas las parcelas del municipio.

— Respecto a los temas comunes y más urgentes de la villa, y desde el partido que ha estado en el Gobierno, ¿qué propone el PP para ‘Niñas Huérfanas? ¿Por qué ahora?
— Es que ahora es el momento. Cuando entramos en 2007, entramos con ‘Niñas Huérfanas’ paralizado, con dos modificados dentro del proyecto de 750.000 euros. Todavía no habíamos llegado a la calle y hubo que tomar decisiones, y encima hubo complicaciones con la empresa: no había dinero. Entendemos que el Ayuntamiento nunca debió hacerlo, no somos promotores, pero una vez que ya estaba ahí, había que actuar. La empresa ha desaparecido, había muchos problemas en cubiertas y ha habido que luchar con los seguros para poder acometer esas obras. Se han cobrado, ahora se procederá a la reparación de las cubiertas y a partir de ahí es el momento de sacar a la venta. Antes no se podía. Es el momento.

— Otro tema de interés general es la creación de suelo industrial. ¿Cómo lo enfoca esta candidatura del PP después de doce años de Gobierno?
— Quiero dejar clara una cosa; se oye mucho que se han ido empresas, y muchas no son de Cuéllar, por tanto, no se han podido marchar. Tiene que quedar claro que cualquier empresa que hubiera querido instalarse, independientemente de que hubiera polígono industrial, se podría haber instalado. Hay una normativa que dice que si es por un bien social como lo es el empleo, el Ayuntamiento puede dar permiso para realizar esas obras o su instalación en suelo rústico. No hubiera habido problema en instalarse en ese suelo, como están muchas en Cuéllar.
A lo mejor hay que ver cuál es la situación de las empresas que se han ido a Valladolid, qué les ofrecían. Hay que recordar que su Diputación tiene una empresa que se dedica a desarrollo de suelo de industrial porque es una Diputación muy fuerte, y probablemente les han dado unas condiciones que en la provincia de Segovia no les hubieran podido dar. Lo que es cierto es que nunca han propuesto al Ayuntamiento poderse instaurar aquí. Hay que hablar con seriedad y no engañar a los vecinos.
Hay suelo industrial en el polígono de La Serna y en la carretera de Cantalejo; solo queda ejecutar la obra. Queda hablar con algunos vecinos porque es suelo particular, y son los que tienen que poner el dinero. En la carretera de Segovia también los propietarios están interesados, así que creemos que si nos ponemos a ello, se puede realizar.

— ¿Necesita Cuéllar un auditorio?
— Creo que es una necesidad, un proyecto por el que hay que luchar, porque una localidad siempre tiene que aspirar a más. Creo que hay determinados productos teatrales que no podemos tener y que una localidad como Cuéllar tendría que tener, y sí que es verdad que lo que tenemos no es lo más adecuado. Pero sí es cierto que la sala cultural ahora mismo se llena en momentos muy puntuales. Vamos a intentar luchar porque se ejecute esa obra, y nuestra propuesta la sitúa en las Casas de los Maestros. Es un terreno de 1.500 metros cuadrados, lo que da muchísimas posibilidades. Además se puede acometer por fases. Pero lo que sí que es cierto es que nuestra prioridad es otra, es el Centro de Salud. Vamos a trabajar por él sin dejar de lado el auditorio o centro cultural. Pero la prioridad es la sanidad o la seguridad, aunque la cultura sea muy importante.

— Varias candidaturas hablan de que los servicios municipales han de ser públicos, por ejemplo, la piscina. Desde el Ayuntamiento se ha defendido su gestión privada por rentabilidad. ¿Lo seguirán defendiendo así?
— Creo que hay determinadas gestiones en las que es mejor la privada. Creo que esto solo lo dice alguien que no ha tenido posibilidad de gobernar. Solo el hecho de encorsetamiento de personal, de tramitación… nos perdemos en papeles en la administración pública.
La piscina, que es la más problemática; quizá sí debemos plantearnos pagar más a la empresa para que los servicios sean mejores. Creo que determinados servicios deben ser privados y la administración pública simplemente debe controlar que el servicio se preste en condiciones.

— Se han reunido con varios colectivos, entre ellos deportivos. Hay demandas muy conocidas, como las pistas de atletismo. ¿Qué otras les han hecho llegar?
— Las pistas nos las han solicitado, es verdad que necesitan una mejora, y es verdad que lo ideal es que fueran de caucho. Pero también puede ser picar demasiado alto; intentar luchar por ello, siempre, pero se han visto más posibilidades. Con ellos hemos tenido la posibilidad de ver el deporte como ellos lo ven. Queremos acometer todo lo que nos piden, marcando unas prioridades para tener unas instalaciones dignas. Mueven muchísima gente, el deporte en general, y hay que ir a por ello. Las más demandadas hay que ejecutarlas, como luz en las pistas de pádel, el suelo del frontón cubierto… hay que solucionarlo ya.

— Las fiestas están a la vuelta de la esquina y son muchos los que piden cambios. ¿Cómo las plantearía el Partido Popular?
— Nosotros lo que proponemos es que la fiesta taurina es intocable: tenemos los encierros más antiguos de España declarados de Interés Turístico Internacional, y vamos a intentar potenciarlo, incluso con un gabinete de prensa que lance notas a nivel nacional e internacional. Queremos llegar a la excelencia y potenciar la feria taurina. Nuestra dirección va hacia ahí.
Para lo demás, mi opinión no es la misma que la de alguien de 15 años, por lo que hay que hablar con los jóvenes, reunirnos, ver qué necesidades hay, cómo potenciar la noche… Estamos dispuestos y está en el programa realizar encuentros con los jóvenes para que nos cuenten, acomodarnos a la nueva realidad de las fiestas.

— ¿Qué propone el PP para espacios naturales tan valiosos como el Parque de la Huerta del Duque?
— Creo que podría estar mucho más aprovechado, no nos vamos a engañar. Se ha mantenido la parte de abajo porque no había muchas posibilidades, no se daba abasto, y habría que hacer una reestructuración de la parte de arriba. Hay que estudiar quiénes son los usuarios de ese parque, muchos son de la tercera edad, jugadores de petanca, por ejemplo. Hay que instalar unas pistas en condiciones, unos biosaludables para que puedan hacer deporte, y que la parte de arriba esté acondicionada para disfrutarlo. Esta zona es muy importante pero también lo es potenciar El Espadañal, con zonas de paseo, casas de avistamiento de pájaros. Y por supuesto, la senda de los Pescadores, su mantenimiento, que ahora se hace dos veces al año pero con tantas inundaciones aún no está al 100%. Ya se ha solicitado un taller de empleo para reparar la senda.

— Hay cinco candidaturas y parece que el tiempo de las mayorías ha terminado. ¿Están abiertos a pactos?
— La idea es ganar. Pero lo que hay que poner encima de la mesa son los programas; el que más se parezca al nuestro, será con el que podamos pactar, en caso que se dé. Siempre estaré abierta a realizar proyectos con el resto de fuerzas políticas, porque lo que podemos hacer con eso es enriquecer el proyecto. No sé si habrá coalición para gobernar en mayoría o pactos puntuales para desarrollar proyectos, pero estamos abiertos a todas las posibilidades. Cuando pase el día 26 debemos sentarnos y ver programas.

— Desde su experiencia como concejal, ¿por qué cree que los cuellaranos debería confiar de nuevo en la candidatura del Partido Popular?
— Primero tengo que decir que queremos que nos den la oportunidad de que, ahora que ya está saneado el Ayuntamiento, ahora que podemos realizar obras, hacer inversiones y seguir al ritmo que permitió sanear. Ahora es muy fácil llegar y gobernar, hacer un castillo en el aire y dentro de doce años, nos vuelven a llamar. Pediría coherencia en ese sentido. Mi experiencia me ha hecho conocer los momentos más difíciles y ver las posibilidades que tenemos ahora de cara al futuro.