Publicidad

Unas 2.000 personas se han dado cita hoy en Valtiendas para participar en la sexta edición de su tradicional Fiesta de la vendimia.

La cita, organizada por el Ayuntamiento de la localidad y la Denominación de Origen Vinos de Valtiendas, ha contado con la colaboración de la Diputación de Segovia, la Asociación de Camareros de Segovia y su Provincia, y los otros 15 municipios adscritos también a la Denominación de OrigenValtiendas (Navalilla, San Miguel de Bernuy, Castro de Fuentidueña, Carrascal del Río, Cobos de Fuentidueña, Fuentepiñel, Fuente el Olmo de Fuentidueña, Aldeasoña, Calabazas de Fuentidueña, Cuevas de Provanco, Fuentesoto, Fuentidueña, Laguna de Contreras, Sacramenia,Torreadrada y Valtiendas).

El atleta segoviano Javier Guerra, medalla de plata por equipos en el reciente campeonato de Europa de atletismo y cuarto en la clasificación individual, ha sido el pregonero de la fiesta. Guerra ha comparado el esfuerzo del atleta y especialmente de los maratonianos con el largo camino que debió seguir la comarca hasta lograr una DO para sus vinos. Una historia de “superación” con la que Guerra se ha sentido muy identificado y por lo que se ha mostrado encantado de haber sido elegido como pregonero este año.

La plaza de la localidad ha sido una vez más el escenario de la fiesta, presidida por la majestuosa imagen de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

El alcalde de Valtiendas, Manuel de Frutos, ha ejercido de maestro de ceremonias, junto al presidente de la DO, Alejandro Costa. En el acto estaban presentes también el diputado de Promoción Económica, Jaime Pérez; y los también diputados provinciales José Antonio Mateo, Gloria Hernando, Máximo San Macario, Borja Lavandera y Juan Ángel Ruiz.

Antes de escuchar el pregón, el alcalde ha tenido unas palabras de recuerdo para Jesús Manuel de Blas, vecino de la localidad fallecido este año que siempre colaboró en cuantas iniciativas como esta puso en marcha el pueblo y al que se ha nombrado hijo predilecto. Manuel de Frutos ha hecho entrega de un pequeño recuerdo a su viuda Nieves Cristóbal.

Entre los asistentes algunos alcaldes como el de Fuentesoto, Mariano Parra, el de Castro de Fuentidueña, Jesús Vaquerizo, y el teniente alcalde de Fuenterrebollo, Daniel Sacristán; o el exatleta internacional y ahora comentarista deportivo, Juan Carlos Higuero.

Alejandro Costa se ha mostrado satisfecho con el desarrollo de la fiesta, que cada vez tiene mejor acogida en la provincia, y ha agradecido la colaboración de la Diputación.

Por su parte, el diputado de Promoción Económica ha destacado la promoción que de Alimentos de Segovia se hace en la cita y ha recordado que la última empresa en incorporarse a la marca ha sido el vino Vinisterra de la DO de Valtiendas, que ha ocupado precisamente hoy una de las 16 carpas con las que ha contado la feria.

Otros seis de esos stands han estado ocupados por las bodegas de la DO:  Navaltallar, Redreja, Vagal, Zarraguilla, Valviña y Cardaba. También ha estado presente uno de los hortelanos de Martín Muñoz de las Posadas con sus famosos tomates, que buscan ya la obtención de alguna marca de calidad.

Tras el pregón, se ha procedido a la tradicional pisada de la uva para la obtención del primer mosto y el concurso de rodar barricas.

En una fiesta eminentemente popular ha habido precios populares: Tres euros por una copa serigrafiada que daba derecho a la degustación de vinos de cada una las seis bodegas (se han vendido las 1.500 disponibles) y seis euros por degustar los judiones de la Granja, de los que se han vendido 600 raciones.

La Asociación de Camareros, con un equipo integrado por Dionisio Soto, Luis Berzal y Rosa Gómez, se ha encargado de su elaboración para lo que han empleado 70 kilos de judiones, 25 de oreja y morro, ocho kilos de chorizo y cinco de morcilla negra.

La Denominación de Origen Valtiendas calificará este año unos 250.000 kilos de uva, una cantidad muy superior a la del año pasado. Desde su inicio en 2004 como VCRDP la ahora Denominación de Origen Valtiendas ha sido capaz de incrementar su volumen de ventas y presencia de marca. Sus seis bodegas cuentan con distribución en todo el territorio nacional, exportación a diversos países de Europa y América.

Su implantación en la provincia de Segovia y el reconocimiento de marca en esta provincia es más alto que nunca. No obstante, el potencial de crecimiento es todavía enorme.