Tudanca, Aceves y Franco, ayer en Segovia. / Guillermo Herrero
Tudanca, Aceves y Franco, ayer en Segovia. / Guillermo Herrero
Publicidad

El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama —ahora en periodo de exposición pública— “no satisface” al PSOE, según se constató ayer en la jornada ‘La visión de los ayuntamientos socialistas y agentes sociales del PRUG’, celebrada en la antigua cárcel de Segovia, con presencia de dirigentes y afiliados de las dos vertientes serranas. En las conclusiones de la jornada se anima a los interesados a presentar alegaciones en el plazo establecido, en aras de conseguir “una buena herramienta de gestión” del Parque Nacional.

La jornada contó con tres mesas diferentes. La primera, integrada por técnicos; la segunda, con representantes de movimientos sociales; y la tercera, de ayuntamientos madrileños y segovianos. De cada una de ellas se sacaron las conclusiones que pasaron al documento final.

El secretario general de los socialistas segovianos, José Luis Aceves, destacó la relevancia del PRUG, pues el documento marcará la gestión del Parque Nacional durante los próximos diez años. El caucense advirtió que si lo que se desea es legar este espacio a próximas generaciones “o se produce una simbiosis entre la población y las políticas de conservación o habrá problemas”. “La prohibición absoluta, sin compensaciones, siempre será perjudicial para el espacio”, añadió.

Por su parte, el líder del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, insistió en su discurso en la necesidad de compatibilizar los usos tradicionales con políticas de conservación. “Menos discursos y más recursos”, reclamó Tudanca, revelando que mientras que Castilla y León aporta unos 500.000 euros al Parque Nacional, Madrid y el Estado dedicarán “cinco veces más”. Por eso, solicitó a la Junta “implicarse con más decisión” en el sostenimiento de la Sierra de Guadarrama.

El secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, apeló a la “solidaridad interterritorial” para avanzar en la resolución de los problemas que supone el PRUG. Dijo que desde Madrid “apostamos por la colaboración, no la confrontación”, y se sumó al mensaje de Tudanca de que “es necesario compatibilizar la conservación del Parque Nacional con la vida de los municipios afectados”.

conclusiones En las conclusiones alcanzadas por los participantes se recalca la “necesidad” de preservar los usos y aprovechamientos tradicionales que han hecho posible la declaración del Parque Nacional. En la misma línea, se dice que “el patrimonio etnológico y las profesiones de este espacio [en referencia a gabarreros o pastores] deben ser conservadas”.

En vista del ‘efecto llamada’ producido por la declaración de la Sierra de Guadarrama como Parque Nacional, hasta el punto de situarlo como el segundo más visitado de la red, los socialistas consideran “urgente” gestionar la llegada de visitantes. A ese respecto, se defiende, como “fundamental”, contar con los técnicos y agentes medioambientales, dotándolos de los medios materiales necesarios para conseguir un correcto servicio público, de gestión y vigilancia

“Es necesaria —prosigue el documento— la realización de inversiones, para disponer de servicios públicos de calidad, dotaciones e infraestructuras adecuadas para el espacio”. Por otra parte, desde el PSOE se pide que el PRUG, como futura herramienta de gestión del Parque Nacional, contemple las necesidades de los jóvenes y mujeres residentes dentro del espacio natural, con medidas concretas para diversificar y cualificar el empleo. “El mantenimiento de los usos ganaderos es necesario para el Parque Nacional”, continúa el texto.
Para acabar, en las conclusiones se defiende que el Parque Nacional, como representación del medio rural, se vea compensado por el pago de los servicios ambientales que realiza.

Las conclusiones ayer alcanzadas serán remitidas tanto a la Asamblea de Madrid como a las Cortes de Castilla y León.