Esther García, en la plaza que lleva su nombre, junto a la corporación municipal. / EL ADELANTADO
Esther García, en la plaza que lleva su nombre, junto a la corporación municipal. / EL ADELANTADO
Publicidad

La localidad segoviana de Cedillo de la Torre homenajeó el fin de semana pasado a una de sus vecinas ilustres, la productora cinematográfica Esther García Rodríguez, ganadora de seis ‘Goya’ y el Premio Nacional de Cinematografía 2018. El centro social de Cedillo se quedó pequeño para albergar a las cerca de doscientas personas que acudieron al acto. El alcalde, Javier Tomé, acompañado por toda la corporación municipal comenzó su intervención recordando la trayectoria profesional de Esther García, y la relación tan cercana que mantiene con su pueblo, donde pasa casi todos los fines de semana.

Después tomó la palabra la protagonista del día, visiblemente emocionada y agradecida por ser “profeta” en su tierra y sentirse “muy querida”. Trasladó a los allí presentes cómo es en Cedillo de la Torre donde se recompone, “donde vuelvo a la realidad, donde cargo pilas…”. Esther García aseguró cómo es “en esta tierra tan austera y de gentes tan trabajadoras donde me siento bien”. No perdió la ocasión para reivindicar una igualdad necesaria entre hombres y mujeres, y para dejar claro que, pese a todos lo homenajes que está recibiendo, a ella le quedan muchas cosas por hacer y mucho años por trabajar.

Tras su intervención, se proyectó un vídeo con momentos de su vida en el mundo del cine, y situaciones familiares de gran emotividad. Acto seguido, todos los vecinos se trasladaron a la plaza, donde se materializó el homenaje y donde Esther García descubrió la placa de la plaza que ya lleva su nombre.

Entonces los asistentes se desplazaron a la Plaza Mayor de Cedillo, donde el Ayuntamiento agasajó a todos con un aperitivo, y la homenajeada con una paella de hermandad, amenizados por un grupo de dulzaineros, que hicieron que no faltaran las jotas y los pasadobles.

Fue un bonito día en Cedillo de la Torre cargado de emociones, alegría y hermandad.