Imagen del puente sobre el Eresma, utilizado por muchos camiones de empresas de la zona. / el adelantado
Imagen del puente sobre el Eresma, utilizado por muchos camiones de empresas de la zona. / el adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de Bernardos muestra su preocupación por el impacto negativo que la limitación de tonelaje sobre el Puente Piedra va a tener sobre sus vecinos y los perjuicios económicos que causará a las empresas radicadas en Bernardos y los municipios de la zona comprendida entre la Autovía de Pinares y la carretera de Segovia a Arévalo y sus entornos inmediatos. Este puente está en una carretera que es un eje de comunicación usado diariamente por un buen número de camiones de alto tonelaje, de empresas chacineras y de materiales de construcción de Carbonero el Mayor, de hortalizas de Mozoncillo, de empresas de transporte de Ortigosa de Pestaño, de las pizarreras y de transporte de Bernardos, fábricas de piensos, empresas mineras y de suministro de combustible para calefacciones. Desde el Ayuntamiento afirman que “constituye una infraestructura básica para esta zona de la provincia”.

El alcalde, José Luis Díez Illera, explica que la limitación de tonelaje en el Puente Piedra supone, en el momento actual, que el tráfico de camiones entre las riberas del río Eresma sólo puede hacerse por los puentes más próximos, sitos en Carbonero de Ahusín y Navas de Oro. “La anchura de la carretera de Bernardos a Navas de Oro hace peligroso el tráfico de camiones, puesto que, cuando se cruzan un turismo y un camión, uno de los dos debe detenerse para que el otro pase”, apunta.

Recuerda que la Diputación Provincial en el correspondiente Plan de carreteras proyectó una intervención en el Puente Piedra en el año 2006. “Ha pasado el tiempo y no se acometió ninguna obra en el puente. Por fin, en los presupuestos de 2018, tras descartar una ampliación del puente existente, opta por un nuevo puente, paralelo a aquel, y se presupuesta con 1.000.000 de euros. Sin embargo, sólo se ha contratado el proyecto, que aún no ha recibido la Diputación”, señala el regidor.

Según informan las mismas fuentes municipales, el estado de conservación del Puente Piedra (aparición de grietas, hundimientos del firme de la carretera, etc.) ha sido la causa de la decisión de la Diputación. “Sin embargo, este deterioro no es un proceso instantáneo, sino que se va produciendo día a día. Llegar a esta situación es fruto de no haber adoptado las medidas de conservación en el momento oportuno”, lamenta José Luis Díez Illera.

El temor de los vecinos y empresas de la zona es saber si esta situación es temporal o va a ser la permanente en el futuro. Por eso, demandan a la Diputación actuaciones claras y urgentes que desvanezcan esos temores. A la vez, piden que se adopten medidas provisionales, que pasan necesariamente por el ensanche inmediato de la carretera a Navas de Oro, para permitir la circulación segura de los camiones por ella.

El Ayuntamiento de Bernardos ha convocado una reunión con los alcaldes y alcaldesas y empresas de los municipios de Santa María la Real de Nieva, Ortigosa de Pestaño, Migueláñez, Armuña, Carbonero el Mayor, Mozoncillo, Tabanera la Luenga y Escarabajosa de Cabezas para analizar la situación creada y estudiar actuaciones y medidas a adoptar.