Por Santiago ‘corren las fuentes’

Patrimonio Nacional estima que alrededor de 14.000 visitantes presenciaron ayer el espectáculo de agua celebrado en los Reales Jardines

3

Una multitud —alrededor de 14.000 personas, según el cálculo realizado por Patrimonio Nacional— acudió ayer a los Reales Jardines de San Ildefonso, al jolgorio que en Segovia se llama “ir a ver correr las fuentes”, uno de los mayores espectáculos que se pueden contemplar a lo largo del verano en toda la provincia, consistente en asistir a la abertura de las llaves de paso de las monumentales fuentes para permitir que éstas lancen agua por todas sus bocas, a veces a decenas de metros de distancia, creando llamativos juegos de luces y contribuyendo, al tiempo, a refrescar el ambiente, en unas fechas en las que los termómetros registran altas temperaturas.

La coincidencia de la festividad de Santiago con el Día del Turismo de Castilla y León contribuyó a que el evento obtuviera “una fabulosa respuesta” del público, según expresaron responsables de Patrimonio Nacional.

Tradicionalmente, las fuentes monumentales “corren” tres veces al año: los días 30 de mayo (San Fernando), 25 de julio (Santiago) y 25 de agosto (San Luis, patrón del Real Sitio de San Ildefonso). En esta ocasión, Patrimonio Nacional decidió que funcionaran ocho (La Selva, Carrera de Caballos, Cascada Nueva, Vientos, Ocho Calles, Las Ranas, Baños de Diana y La Fama). Siguiendo el recorrido que marcaban los guardias de Patrimonio Nacional, los espectadores, tras abonar la entrada —1,70 euros—, realizaron un itinerario que se prolongó por más de dos horas.

Los más atrevidos pudieron mojarse con las mil y una gotas que caían del cielo, después de que los chorros de agua perdieran potencia a medida que ganaban altura y luego, ayudados por el viento —en esta ocasión no demasiado fuerte— esparcieran pequeñas moléculas capaces de humedecer el entorno.

Patrimonio Nacional aprovechó la ocasión para promocionar las visitas nocturnas a la fuente de Los Baños de Diana, que pueden realizarse todos los sábados desde el pasado 18 de julio hasta el 5 de septiembre, en horario de 22,00 a 24,00 horas, al precio de un euro. Además de poder contemplar la fuente en funcionamiento, de 22,30 a 23,30 horas, el público asistente verá la nueva iluminación del Palacio Real.