Iglesia parroquial de San Nicolás de Bari.
Iglesia parroquial de San Nicolás de Bari.
Publicidad

FOTOS: JOSE ANTONIO SANTOS

La pequeña localidad de Pinarnegrillo se encuentra a 38 Km de Segovia y ya en el año 1247 se conocía su existencia aunque con el nombre de Pinar Negriello según se expone en algunos documentos recogidos en la Catedral de Segovia. Este nombre, que alude al «Pino Pinaster» o Pino Negral, muy abundante en esta zona de Segovia. Cambió en el siglo XIX para convertirse en Pinarnegrillo, tal y como hoy lo conocemos.

Se encuentra en la zona norte de la provincia, entre las localidades de Mozoncillo, Navalmanzano y Fuentepelayo y, desde hace ya unos años, su población es de unos 100 habitantes (hoy, a finales de 2018, la localidad cuenta con 93 habitantes) y en su término municipal existieron otros dos poblados, hoy desaparecidos, cuyos nombres eran Santa Águeda y Temeroso.

De aquellos tiempos en los que se repobló esta zona, entre los siglos XIII y XIV, a través de unas excavaciones se han descubierto restos de un taller de alfarería y de sistemas de riego para sus huertas.

Leyenda de la desaparecida Moclín (Pinarnegrillo)

Según esta leyenda, el lugar que hoy ocupa el pequeño pueblo de Pinarnegrillo estaba ocupado por una grande y próspera ciudad llamada Moclín, hoy desaparecida.

En esta ciudad residían dos familias poderosas que estaban enfrentadas y, a causa de sus luchas, la hija de una de aquellas familias murió. La joven fue enterrada en el paraje situado junto a este municipio, en un lugar conocido como «El Temeroso», junto a documentos en los que se relata la historia de la ciudad y un cofre que contenía las riquezas de la familia.

La leyenda cuenta que solo un elegido podrá encontrar la tumba y el tesoro que la acompaña pero, solo el elegido… Ninguna otra persona lo podrá encontrar. Así mismo, la leyenda también cuenta que si se tarda mucho en encontrar la tumba, el oro que contiene el cofre se convertirá en plata, la plata en cobre y el cobre en plomo. En la actualidad, El Temeroso es un bello lugar del municipio en el que destacan las vistas desde su zona más elevada.

Pasaron los años y la ciudad de Moclín fue padeciendo la despoblación y, solo tras la repoblación de la zona, este pequeño lugar volvió a estar habitado como Pinarnegrillo. Ahora esta historia, dice la leyenda, podría repetirse ya que la población sigue disminuyendo pese a los esfuerzos hechos por el propio Ayuntamiento para evitarlo. Se realizaron excavaciones en el pueblo, coincidiendo con la construcción de un frontón, y en ellas aparecieron algunas evidencias de la existencia de un taller de alfarería, restos de norias con las que se sacaba el agua destinada al riego de las huertas que han dado fama al pueblo pues, en Pinarnegrillo son famosos sus tomates, por su sabor y por su forma, así como el resto de las verduras. También, en relación al riego, se encontraron cigüeñales que eran utilizados antes que las norias para el riego de sus huertas.

Sobre los cigüeñales, se cuenta que durante la Guerra Civil, unos pilotos franceses sobrevolaron la localidad de Pinarnegrillo y, dado que los cigüeñales son una pértiga o palo largo en el que se ata una vasija para sacar agua de pozos poco profundos, los confundieron con cañones dispuestos para el ataque y, ante el temor de ser atacados, se retiraron de allí y Pinarnegrillo no fue bombardeado.

Patrimonio

Su principal ejemplo de patrimonio religioso es su iglesia parroquial de San Nicolás de Bari y, a la salida del pueblo, se encuentra la ermita del Cristo del Penegral. Así mismo, existe la ermita del Humilladero.

La iglesia de San Nicolás de Bari es un pequeño y sencillo templo del que se tiene la impresión de que se pretendía realizar un proyecto mayor envergadura que no llegó a culminar. En su interior se muestra un retablo mayor de estilo neoclásico que fue realizado a finales del siglo XIII y una pila bautismal románica. Este templo cuenta también con algunos ejemplos de orfebrería como un cáliz, realizado en plata en la ciudad de Segovia a finales del siglo XVI.

Otro de los ejemplos de su patrimonio es la ermita del Cristo del Penegral. La imagen que se venera en ella, hace referencia al Pino Resinero o Negral. Esta imagen solo salía en procesión en caso de peste o sequía. Por último, existe otra ermita, llamada del Humilladero.

Fiestas

En el calendario de fiestas de Pinarnegrillo, la fiesta grande está dedicada a la Nuestra Señora La Virgen del Rosario, el primer domingo de octubre. El patrón del pueblo, San Nicolás de Bari, se celebra el día 6 de diciembre y, el 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen, se realiza una procesión en honor de la Virgen y se reza un novenario.

Durante la celebración de las diferentes fiestas, existe la tradición de bailar jotas delante de la Virgen.

Tradiciones

Hace unos meses se presentó un trabajo sobre la tradición oral viva, realizado por María Eugenia Santos, intérprete segoviana nacida en esta localidad. La autora, estudió durante décadas, un importante material folclórico que ahora está a disposición de los estudiosos.

Este trabajo, compuesto por un estuche que recoge dos discos con más de medio centenar de temas, contó en su momento, con la colaboración de una buen parte de los vecinos de Pinarnegrillo y fue editado por el Instituto de la Cultura Tradicional «Manuel González Herrero» de la Diputación Provincial de Segovia dando así a conocer los «Sonidos de Pinarnegrillo».

Pinarnegrillo hoy

El alcalde de la localidad desde 2003, José Antona González (PP), recuerda que la forma de vida en Pinarnegrillo está estrechamente relacionada con el sector primario pero, a esta realidad se le suman algunas empresas como Sangobus, dedicada al transporte de viajeros y creada en el año 1966 por Valentín Santos Santos que en estos tiempos realiza rutas escolares y de institutos en varias localidades de la provincia.

Desde el Ayuntamiento de Pinarnegrillo se están realizando diferentes obras. En este momento están renovando las redes de agua. Como en otros puntos de la provincia, las tuberías que fueron realizadas en fibrocemento, están siendo sustituidas por materiales menos nocivos. El alcalde nos comenta que les queda «cambio de redes para un par de presupuestos», porque van realizando estos trabajos «según van llegando las subvenciones» debido a su elevado coste, de hecho, están realizando el presupuesto para 2019 y en él se incluye la continuación de la renovación de redes y el arreglo de varios caminos usados con frecuencia por los agricultores.

José Antona cuenta también que en el pueblo tienen un frontón y que en la localidad no hay niños porque en estos tiempos no hay nacimientos. En este pequeño pueblo, la mayoría de sus habitantes «tienen de 60 años para arriba», lo que hace que las pensiones sean fundamentales en la economía de la población aunque, al haber sido casi todos autónomos, «sus pensiones son muy bajas».
La población de Pinarnegrillo aumenta durante el verano pero solo en 30 o 40 personas que vienen de Madrid o Valladolid.

Al preguntar al alcalde si en Pinarnegrillo hay casas rurales o restaurantes, contesta que en el pueblo «no hay ni tienda» y, solo tienen un bar donde está ubicado el club social, un local del Ayuntamiento.


RECETA: BIZCOCHO DE YOGURT DE LIMÓN

En esta semana, tan cercana al Fin de Año, desde Pinarnegrillo, ha sido Martina la encargada de ofrecernos otra receta para nuestra colección. En este caso, la propia Martina reconoce que tiene todo un libro que ella misma ha ido elaborando, con recetas que ha creado y de las que ha comprobado su eficacia.

Cuando se dispone a comentarnos su experiencia en los fogones, Martina, nacida en Torreval de San Pedro pero que reside en el pueblo desde que se casó con el actual alcalde, recuerda que «en su libro» aparecen las recetas con todo lujo de detalles y que solo con seguir sus indicaciones, es fácil realizar cualquier plato. Y, teniendo en cuenta que la Navidad y el invierno es tiempo de meriendas, de chocolate, de frío… Hoy, Martina, nos ha preparado su receta del bizcocho.

Ingredientes: 4 huevos, yogurt de limón, azúcar, harina repostera, un poquito de bicarbonato, mantequilla o margarina.

Modo de prepararlo: Cuando se piense hacer el bizcocho, los huevos y el yogurt deben estar a temperatura ambiente durante 4 horas antes de hacerlo y, cuando comenzamos a prepararlo, debemos precalentar el horno a una temperatura media, que no esté fuerte, para que el bizcocho suba bien.

Lo primero que debemos hacer es untar el molde en el que realizamos el bizcocho con mantequilla o margarina para que no quede pegado al pasar por el horno. Después, ponemos 4 huevos de buen tamaño en un recipiente y se baten con la batidora para que queden bien. Se añade un yogurt de limón (que no estará frío). Se van añadiendo el resto de los ingredientes utilizando el vaso del yogurt como medida y, por lo tanto, se pone 2 vasos de azúcar, un vaso de aceite (la mitad de oliva y la otra mitad de girasol). 3 vasos de yogurt de harina de repostería y, sin dejar de batir con la batidora para que se esponje, se añade una pizca de bicarbonato, la raspadura de un limón y , una papeleta y media, de levadura Royal y ponemos el resultado en el molde para llevarlo al horno.
Cundo el horno ha conseguido la temperatura deseada, se pone la bandeja del horno, con la masa, en la zona baja para que no se queme el bizcocho y, se mantiene durante 45 minutos. Pasado este tiempo, se puede pinchar el bizcocho con algo afilado para asegurarnos de que en el interior no mantiene ninguna humedad y, por lo tanto, está hecho y podemos sacarlo del horno para que se enfríe y poder disfrutarlo.

PINARNEGRILLO EN POCAS PALABRAS

Distancias:
A 38 km de Segovia

Población:
93 habitantes fin 2018

Alcalde:
José Antona González (PP)

Patrimonio:
— Iglesia de San Nicolás de Bari
— Ermita del Cristo del Penegral
— Ermita del Humilladero

Fiestas:
— Fiesta Grande, Nuestra Señora La Virgen del Rosario, octubre.
— San Nicolás de Bari, patrón, diciembre.
— Festividad de la Virgen del Carmen, julio.

Tradiciones:
— ‘Sonidos de Pinarnegrillo’, trabajo sobre la tradición oral viva de la localidad, realizada por María Eugenia Santos. Editado por el Instituto de Cultura Tradicional «Manuel González Herrero» de la Diputación Provincial.

Leyenda:
— De la desaparecida ciudad de Moclín.