El agua cubrió el acceso a Robledo en muy poco tiempo. / el adelantado
El agua cubrió el acceso a Robledo en muy poco tiempo. / el adelantado
Publicidad

Los accesos a Parque Robledo desde la carretera de La Granja quedaron el pasado miércoles completamente inundados, después de que cayera una gran tromba de agua en poco tiempo, que puso una vez más a prueba el sistema de desagües del núcleo. Igual que el agua cubrió las calles en menos de una hora, de la misma manera se fueron limpiando, hasta que el alcantarillado se hizo con el agua.
El concejal de la Agrupación de Vecinos de Robledo (AVR), Hilario Lázaro, comentaba ayer que esta situación se produce cada vez que se registra una tromba de agua. También explicaba que el problema ya se ha puesto en conocimiento del Ayuntamiento de Palazuelos, que ha dado traslado a la empresa Aquona, que gestiona el sistema de abastecimiento de la localidad. Hilario Lázaro añadía que ya se están estudiando alternativas para que no ocurra lo mismo cada vez que llueve de forma torrencial. El concejal comentó que el principal problema reside en que cuando llueve fuerte los desagües de la zona de acceso al núcleo no dan abasto, porque también recogen agua de toda la urbanización, al atascarse el sistema de desagües, al estar saturados. Además, en esta ocasión, en la calle La Granja cayó un talud, lo que provocó que también entrara agua desde la carretera.
La gran cantidad de agua registrada en poco tiempo no causó males mayores, salvo algunos garajes y portales de la zona de pisos a los que también llegó el agua. El municipio tendrá que revisar los desagües y el alcantarillado para evitar males mayores.