Un fuerte dispositivo policial vigiló la actuación. / CHANTAL NÚÑEZ
Publicidad
Hasta cuatro furgones de Policía Nacional y otros tantos coches de la Guardia Civil se ubican a estas horas en la urbanización de la Fuente de la Bola. La orden judicial necesaria para el registro y detención de los ocupas que se encontraban en cuatro de las viviendas ya ha llegado, y desde las 9.00 horas se ha procedido al registro exhaustivo de los chalés y la detención de sus ocupantes. En los últimos momentos han sido detenidas dos personas. Todos los ocupas se encuentran en el chalé número 10 de la urbanización.
La Policía ha utilizado mazas para derribar las puertas. A media mañana, todavía uno de los ocupas se encuentra en paradero desconocido. Toda la urbanización se encuentra blindada por las fuerzas de seguridad en todo el perímetro, mientras se continúa con los registros en presencia de la Secretaria Judicial.
Numerosos efectivos procedentes de varios equipos distintos de Policía Nacional están trabajando para encontrar al último ocupa y dar por finalizada esta fase de la operación.