Aula de ensayos de la Escuela de Música, en la que se acometerán las obras de mejora tan demandadas./c. núñez
Publicidad

Los alumnos y profesores de la Escuela Municipal de Música de Cuéllar serán testigos de una de las mejoras más reclamadas para las instalaciones, como es la insonorización. Se va a llevar a cabo en el aula de ensayo grupal de la plata baja, junto a la de dulzaina y bajo la de lenguaje musical. En este aula ensayan la banda municipal, The Big Band, y reciben sus clases los grupos de cofradía, por lo que el sonido de este aula y el de las contiguas genera muchas dificultades en el día a día.

La concejal de Cultura, Sonia Martín, explicaba ayer cómo se van a realizar estas obras que comenzarán el día 4 de marzo y pretenden terminar en 15 días, aunque la fecha de finalización no es fija. Se trata de un aislamiento acústico que irá concretamente entre las aulas de ensayo y de dulzaina y en el techo de la primera. Se realizará una aplicación de trasdosado directo adherido con químico al muro, compuesto por distintas capas de fonoabsorbente y terminación en placa de yeso laminado especial para acústica. Con ello, se pasará de absorber 35 a 55 decibelios, con la consecuente y enorme mejora de las condiciones del aula. Además, la clase se encuentra a dos niveles, separados por un escalón que desaparecerá. Según la concejal, la idea es colocar tarima en este espacio y en el hall, contribuyendo también a una buena acústica. Se contempla también el cepillado de puertas y la pintura acrílica para rematar la ejecución de estas obras tan necesarias. Dado que afectará a varias clases, la intención es reubicar estas en otros locales municipal, aunque el resto de la Escuela de Música seguirá funcionando con toda la normalidad posible. El coste de esta intervención asciende a 5.000 euros y serán una empresa cuellarana la que las acometa.

La Escuela de Música de Cuéllar cuenta actualmente con 838 matrículas y 313 alumnos a los que imparte clases una plantilla de once profesores. Este curso se ha invertido en una guitarra, tres panderos, manuales didácticos de lenguaje musical, un clarinete bajo y una banqueta de piano, por un total de 2.999 euros.