Vallas colocadas en El Embudo, con un solo palo horizontal./ c. n
Publicidad

La villa sigue con los preparativos de todos los ámbitos para sus encierros, y parte fundamental de ellos es la colocación de vallado y talanqueras. El nuevo equipo de Gobierno con Carlos Fraile a la cabeza, encargado de las cuestiones taurinas, ha presentado algunas novedades y otras de las que ya avanzó, se están ejecutando. Una de ellas es la colocación de nuevo vallado en El Embudo, una zona que a pesar del riesgo que entraña, cuenta con cientos de espectadores cada año. Las desgracias acaecidas en el lugar tampoco echan para atrás a los espectadores, por lo que el Ayuntamiento, que ya emite una locución grabada que advierte a los allí presentes de que asumen ese riesgo por cuenta propia, ha decidido sumar más seguridad colocando este nuevo vallado. Se trata de un solo tablón horizontal, cualdo normalmente se usaban dos, fijados en los verticales. La intención con este único tablón es evitar que el público se coloque en la zona, y que estas vallas, las conocidas como “los palos”, solo cumplan el cometido para el que se disponen: conducir el ganado hasta el inicio del tramo urbano. Las vallas, como adelantó el alcalde hace unos días, irán cegadas con una malla que también contribuyan a que el ganado se dirija directamente a El Embudo sin distracciones. Estos trabajos se realizarán en los días previos a los encierros. “La gente tiene que entender que eso e suna zona de campo en la que no está permitido permanecer, y no queremos tener una desgracia como la tuvimos”, recordaba el alcalde tras la Junta de Seguridad celebrada en Cuéllar esta semana.

En otras zonas urbanas como la Avenida de los Toros y cercanas a la Plaza ya se están colocando las talanqueras metálicas habituales, y en la parte sur , por la que primero pasa el encierro, se están limpiando los agujeros en los que se colocarán estos días. Servicios Municipales trabaja a contrarreloj para que todo este listo el domingo 25 de agosto.