El nuevo panel informativo y las nuevas señales azules son muy útiles para que los peregrinos no se pierdan y puedan atravesar la localidad sin ningún problema. / David Rubio
Publicidad

Desde esta semana pueden verse en la localidad unas nuevas placas azules con flechas amarillas y unas señales verticales metálicas que marcan el paso del Camino de Santiago por Coca, muy útiles para que los peregrinos no se pierdan, ya que las señales que marcaban el camino anteriormente estaban ya muy deterioradas y, en su mayoría, no eran más que flechas amarillas pintadas en piedras o paredes. Además, se ha instalado también un panel informativo que marca en un plano el recorrido interurbano del camino (en color azul) así como dónde se encuentran los monumentos de la localidad, e información relevante para los caminantes donde están marcados los servicios que ofrece el municipio, junto al teléfono de la Casa del Peregrino (albergue municipal) y de la oficina de turismo. Esta nueva señalización ha sido instalada gracias a la Junta de Castilla y León, la Diputación de Segovia, Prodestur y la colaboración del Ayuntamiento de Coca.

El paso del camino por Coca pertenece a la etapa número 6 del ‘Camino de Madrid’, que es el que arranca desde la capital de España y cruza la Sierra de Guadarrama por el puerto de la Fuenfría, recorre la meseta septentrional en las provincias de Segovia, Valladolid y León a través de la Tierra de Pinares, Montes Torozos y Tierra de Campos, para unirse en Sahagún al Camino de Santiago. Es una de las últimas etapas que se realiza por la provincia de Segovia, ya que durante la etapa número 7 se pasa por Villeguillo, siendo éste, el último pueblo segoviano del paso del ‘Camino de Madrid’. Aquí el peregrino se despide de Segovia para adentrarse en la provincia de Valladolid. Nada más pisar tierras vallisoletanas, los peregrinos se adentran en el término municipal de Llano de Olmedo.

La instalación de estas nuevas señales es algo muy importante para este municipio ya que, año tras año, pasan centenares de peregrinos por el pueblo, ya sea a pie o en bicicleta, debido al atractivo turístico que posee la localidad. Además, muchos de los que pasan por Coca también pernoctan aquí, en la Casa del Peregrino que dispone de 16 plazas, en litera, en la segunda planta de la casa y espacio para bicicletas. Este albergue dispone de salón comedor, aseos con agua caliente y cocina en la planta baja. Además, la localidad cuenta con varias tiendas, bares y restaurantes donde los andariegos pueden comprar alimentos y utensilios varios para poder continuar su andadura.