Nieve y seguridad en el Real Sitio para la primera reunión de la Presidencia española de la UE

La nieve, unas extraordinarias medidas de seguridad y un despliegue en comunicaciones protagonizan la antesala de la primera reunión ministerial informal de la Presidencia Española del Consejo de la UE

La nieve, unas extraordinarias medidas de seguridad y un despliegue en comunicaciones protagonizan la antesala de la primera reunión ministerial informal de la Presidencia Española del Consejo de la UE, que se celebrará en el Real Sitio de San Ildefonso-La Granja, entre el 12 y el 14 próximos.

A punto de recibir de la Unesco el reconocimiento como reserva de la Biosfera, en otoño próximo, el año en que el ayuntamiento celebra el bicentenario de su constitución, La Granja mantiene el mismo modelo de urbanismo que el que diseñó a modo de ensayo Carlos III, para luego aplicarlo en Madrid, en el siglo XVIII.

Serán dos históricos inmuebles de la Ilustración, la Casa de Infantes y el Cuartel de la Guardia de Corps, las sedes de la residencia y de los encuentros de los ministros para Europa de los 27 Estados miembros, que debatirán sobre la Estrategia Europa 2020, la puesta en práctica del Tratado de Lisboa y la ciudadanía europea.

A la Reunión asistirán la vicepresidenta de la Comisión Europea, Margot Wallström, el Ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, y el presidente del Grupo de Reflexión sobre el Futuro de Europa, Felipe González.

Hasta que eso llegue, el miércoles, día fijado para la primera sesión plenaria, el Real Sitio, ubicado a los pies de la Sierra del Guadarrama, aparece cubierto con una densa capa de nieve, que en algunos puntos redobla la belleza del paisaje, como en el Palacio Real, mandado construir por Felipe V e Isabel de Farnesio.

Los principales movimientos, a toda máquina, en el salón de convenciones se centran ahora en la colocación de cabinas de traducción simultánea, comunicaciones, líneas de telefonía y datos, equipos ofimáticos, redes y cámaras de vídeo.

Como es habitual en este tipo de encuentros de altas personalidades, no faltan los inhibidores de frecuencias, los arcos de seguridad y le necesidad de acreditarse para todo el personal que va a estar alrededor del evento, como el de paradores, red que gestiona los dos establecimientos hosteleros.

Tanto el parador de la Casa de Infantes como los salones del antiguo Cuartel de Guardia de Corps estarán destinados al cien por cien para alojar a los encuentros y a sus participantes, con el fin de que no se mezcle nadie ajeno a los mismos, por seguridad.

FuenteAurelio Martín  La Granja
Compartir