El instituto de Carbonero ha sido reconocido por su programa ‘Aprendiendo a querer’. / kamarero
El instituto de Carbonero ha sido reconocido por su programa ‘Aprendiendo a querer’. / kamarero
Publicidad

Ancianos y escolares disfrutan de los preparativos de la Navidad en la Residencia Virgen del Bustar, dentro de los diferentes talleres intergeneracionales que se desarrollan desde hace unos años. La situación de vecindad de estas dos instituciones favorece el intercambio de experiencias educativas y asistenciales de forma recíproca, tal y como viene aconteciendo a través del desarrollo del programa ‘Aprendiendo a querer’.

Días antes de la Navidad, residentes y alumnos disfrutan de un taller para la elaboración de tarjetas de felicitación navideñas en el que se han implicado una veintena de personas. Dichas tarjetas son remitidas posteriormente a los familiares e instituciones de la localidad, como el Ayuntamiento, el Colegio San Juan Bautista, el IES Vega del Pirón… Una vez más, hay que destacar las muestras de agradecimiento que manifiestan los residentes ancianos y sus cuidadores ante las muestras de cariño permanentes que les ofrece el alumnado del centro educativo.

Además de realizar las distintas postales, los alumnos del taller de plástica del instituto, junto con sus compañeros de apoyo y compensatoria, dirigidos por los profesores, Eva López, Yolanda García, Elena González y Jesús Sancho, han realizado el tradicional Belén, que desde años atrás se viene haciendo para participar en el concurso de Belenes organizado por la Diputación. Posteriormente, este Belén se traslada a la Residencia de Ancianos Virgen del Bustar, donde sus residentes y todos los vecinos de Carbonero, podrán ir a visitarlo y disfrutar de él durante las Navidades. Y como colofón final de este primer trimestre, los alumnos de 2º de la ESO del instituto, dirigidos por sus profesoras de Música, Blanca Herrero y Ángela Martín, llenan la residencia con diversos cánticos navideños, creándose un ambiente de alegría e ilusión del que participan todos los ancianos.