17_1-musica-naturaleza
La banda se situó en la parte más profunda del anfiteatro natural de la Peña de las Grajas, en las Hoces del Río San Juan. / F. Descalzo
Publicidad

Unas 400 personas se dieron cita en el concierto que el grupo Alborada Musical ofreció el sábado pasado en un paraje natural, la Peña de las Grajas, en las hoces del Río San Juan.
La convocatoria, organizada por varios ayuntamientos de la comarca, permitió disfrutar de la música y de la naturaza. El objetivo era “unir a los convecinos que conviven diariamente”, según explicó el alcalde de Cantalejo, Maxi San Macario, al que acompañaron otros regidores de la zona.

Como escenario se utilizó un espacio geológico que forma un anfiteatro natural, donde la banda ocupaba la parte inferior, abrigada por la parte cóncava de la roca permitiendo una perfecta acústica para el público, parte del cual se sentaba en sillas, y otra parte disfrutó desde la cubierta vegetal.

Dirigido por Guillermo Martín Rozas, el conjunto interpretó diversas piezas, haciendo especial gala de las versiones de algunas de las bandas sonoras más reconocidas actualmente.

La calidad musical y las agradables temperaturas permitieron a los asistentes disfrutar de la jornada que tiene la pretensión de repetirse en próximos años en distintos puntos del resto de las localidades colaboradoras: Cabezuela, Sebúlcor, San Pedro de Gaíllos, Valdesimonte, El Villar de Fuentidueña, o Fuenterrebollo. Entre todos habilitaron un servicio de autobuses para facilitar el acceso de las personas que, además contaron con el apoyo del nuevo equipo de Protección Civil de Cantalejo. Otros acudieron en sus coches, en bicicleta o caminando.