El alcalde y el presidente de la Diputación suscribieron el convenio de ayuda en el Palacio Provincial. / el adelantado
El alcalde y el presidente de la Diputación suscribieron el convenio de ayuda en el Palacio Provincial. / el adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento acometerá la pavimentación y urbanización de las calles Escuela Vieja, en el núcleo de Palazuelos, y Camino de Palazuelos, en Tabanera del Monte, para lo que recibirá una ayuda de la Diputación Provincial de 50.000 euros. Está previsto asfaltar, ejecutar aceras, dotar de accesibilidad toda la zona y completar servicios urbanos en ambos viales.
En dichas calles existen tramos que se encuentran actualmente en tierra y no disponen de acerados, alternando con tramos donde el firme ejecutado en hormigón presenta deficiencias. Esto provoca que en época de lluvias los itinerarios peatonales se conviertan en barrizales, lo que dificulta el tránsito, y en períodos secos se generan constantes polvaredas. Los trabajos tienen un presupuesto de 141.993.73 euros, de los que la institución provincial aporta 50.000. El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, y el alcalde de Palazuelos de Eresma, Jesús Nieto, firmaron la semana pasada el convenio por el que se materializa esa subvención.
La actuación tiene previsto mejorar el pavimento asfáltico que se encuentra en un estado deficiente. Al carecer algunos tramos de dichas calles de aceras, la urbanización se completará construyendo una calzada de dos sentidos de siete metros de ancho, excepto dos tramos donde el ancho se ajusta a seis metros para dar cabida a los itinerarios peatonales, con intención de forzar la circulación, a velocidades inferiores a 40 kilómetros por hora; también se realizará una franja de aparcamiento de 2,10 metros en los tramos donde el ancho de acera lo permita.
Además, se completará y trasladará la línea de alumbrado a la futura acera de poniente y se prologarán las redes de abastecimiento, saneamiento, suministro eléctrico y telecomunicaciones, conexionándolas a las redes existentes. La pavimentación de la calzada en los tramos donde se incrementa la existente se realizará mediante 20 centímetros de zahorra artificial, una capa de cinco centímetros de G-20 y una capa de M.B.C D-12 de cuatro de espesor.
Se mantienen las alineaciones existentes y las rasantes se adaptarán, tanto a los niveles de las entradas existentes como a la rasante actual del terreno (al objeto de evitar encarecimientos e incomodidades en la obra), siendo prioritario a los dos conceptos anteriores, la evacuación de aguas por la superficie de calzadas, debiendo para ello adaptar las arquetas, pozos y cuantas instalaciones lo requieran a la nueva rasante.
Las baldosas se realizarán en baldosa hidráulica de cuatro pastillas sobre solera de hormigón. Los bordillos que delimitan aceras serán de hormigón vibroprensado de doble capa, de 17 x 28 centímetros, colocándose, más o menos, elevados, según las circunstancias y amplitud de cada paso.
El plazo de ejecución de las obras de pavimentación será de cuatro meses.

Compartir