Publicidad

Un hombre de 54 años, Gonzalo Arribas Sanz, falleció en la madrugada de ayer en su domicilio de La Losa, tras registrarse un pequeño incendio en la vivienda, del que aún se están investigando las causas.

Según informaron los Bomberos de Segovia, a las 1.16 horas recibieron una llamada que informaba de un fuego en una casa en el número 2 de la plaza de Los Espejos de la localidad segoviana de La Losa.

Cuando llegaron los efectivos, el incendio ya estaba apagado, resultando un varón fallecido, al parecer por la inhalación de monóxido de carbono.

Todo apunta a que esa fue la causa de la muerte, ya que, según informaron desde la Subdelegación del Gobierno, los hechos se están investigando por parte de las fuerzas policiales, aunque las primeras hipótesis revelan que pudo producirse un pequeño incendio, por causas aún desconocidas, que en poco tiempo se autoextinguió, sin que provocara daños materiales.

Las primeras investigaciones dan como causa más probable del fallecimiento del hombre, que en ese momento estaba solo en su casa, la inhalación de monóxido de carbono. La Subdelegación también confirmó que estaba previsto practicarle la autopsia al cadáver, para esclarecer las causas concretas de la muerte.

El hecho provocó una gran consternación en La Losa, ya que el fallecido era el padre del jugador de la Gimnástica Segoviana, Dani Arribas Sacristán, también concejal en el Ayuntamiento de La Losa. La página web del club segoviano, expresaba a través de ese medio sus condolencias al jugador y a su familia.

El suceso también generó la presencia de medios de comunicación nacionales en la pequeña localidad serrana de La Losa (538 habitantes), lo que provocó cierta sorpresa y recelo entre los vecinos, que lamentaban el suceso y el fatal desenlace.

Da la causalidad de que en las últimas semanas se han producido incendios en viviendas en diferentes localidades de la provincia, aunque el de ayer es el primero que provoca la muerte de una persona.

Compartir