en-ruta-por-Segovia
Iglesia parroquial de San Juan Bautista.
Publicidad

FOTOS: JOSE ANTONIO SANTOS

La historia de Mozoncillo como tal se inicia tras la Reconquista. De su repoblación fue responsable, como de casi toda la zona que hoy ocupa la provincia de Segovia, el Conde Castellano Asur Fernández, hijo del conde de Monzón, así como Alfonso “El Batallador”, rey de Aragón, en diferentes momentos (siglos X y XII). También cabe la posibilidad, según cuentan las crónicas de historia, de que Mozoncillo fuera repoblado con las gentes de pequeños pueblos y aldeas de aquella zona como: Cabezas, El Olmillo, La Quintana… Hoy ya desaparecidos.

Sobre la procedencia del nombre de Mozoncillo hay varias teorías: Una de ellas dice que vendría de un pequeño montículo o “montecillo”. Otra teoría indicaría que proviene de la palabra “Morón” (De “muru”, que significa montón en Vasco) porque fueron vascos los encargados de su reconquista. Una tercera teoría dice que es el reconocimiento a las gentes de Monzón, en Palencia o, a las de Monzón de Campos, en Burgos, donde también podría estar su origen. Pero, lo cierto es que en 1247 aparece en unos documentos con el nombre de Moçonçiello, pasando después a Moroncillo y Mozonzillo (hasta el siglo XV), terminando en Mozoncillo, tal y como lo conocemos hoy.

Ya en la época feudal, Mozoncillo es una importante plaza desde el punto de vista económico. Y era la primera fuente de ingresos en la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia. Mozoncillo está situado a 30 Km de Segovia capital y limita con Pinarnegrillo, Aldea Real, Villovela de Pirón, Escarabajosa de Cabezas, Escalona del Prado, Carbonero el Mayor y Tabanera la Luenga. Su forma de vida está relacionada con la agricultura y, más concretamente con las verduras y hortalizas pues, empresas como Herfruit SL, Hortalizas Machuca y Viveros Secueductos SL, por poner algunos ejemplos, se encargan de la producción de zanahorias, puerros, patatas… pero también de las plantas de fresas.

Aunque cuando oímos hablar de fresas nos acordamos de la provincia de Huelva, lo cierto es que aquella pequeña planta de la que unos meses después nace el fruto deseado, vio la luz en Segovia, en tierras altas y frías, para después iniciar un larga viaje que la llevará a otras tierras más cálidas donde poder prosperar.
Desde hace casi 30 años, el 95% de la producción de planta para obtener fresas se lleva a cabo en Castilla, donde hay 1400 hectáreas dedicadas a este cultivo y, de ese total, la parte más importante, 800 hectáreas, están en Segovia, en lugares como Carbonero el Mayor, o Mozoncillo.

El cultivo de estas plantas se ha convertido en los últimos tiempos en una de las actividades más pujantes en Castilla y León y la mayor parte de esta producción tiene como destino Huelva y Marruecos, para que comience su floración rápidamente.
Mozoncillo, cuenta con un equipo de futbol que se llama Club Deportivo Mozoncillo.

Patrimonio
En la localidad de Mozoncillo, uno de sus principales exponentes en relación a su patrimonio es la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista que fue construida entre los siglos XII y XIII. Cuenta con tres naves sustentadas por cuatro arcos góticos-ojivales con un techo mudéjar reformado. La bóveda del presbiterio es una media cúpula.

En el interior encontramos un retablo en su altar mayor que muestra una imagen del santo titular, San Juan Bautista, en el centro y, también la parroquia tiene una importante cruz. La fachada es del siglo XVI y tiene un pórtico ancho sostenido por columnas cilíndricas de piedra. En uno de los laterales del templo se encuentra la torre con grandes campanas, de estructura románica, rematada por un capitel del siglo XVIII.

La ermita del Humilladero es la más pequeña y moderna de todas. Fue construida en el siglo XVIII de manera muy sencilla y, en su interior, en el altar, se puede ver una imagen de Jesús atado a la columna.

Sobre la ermita de San Roque, no se conoce la fecha de su construcción pero se sabe que se realizó una gran reforma a finales del siglo XVIII. En su interior, cuenta con un retablo barroco con la imagen del santo y con un púlpito de piedra del siglo XVII con barandilla de hierro. El techo es un artesonado de estilo mudéjar.

Ermita de la Virgen de Rodelga, su historia. No se conocen datos concretos sobre el origen de ciertas costumbres pero, la historia de España nos hace pensar que, en la época en que los árabes invadieron la Península Ibérica, los cristianos comenzaron a esconder las imágenes religiosas en lugares de difícil acceso para evitar su profanación. Se supone que fue entonces cuando los habitantes de Mozoncillo se llevaron la imagen de la Virgen fuera de la Iglesia para mantenerla a salvo. La imagen fue escondida en un paraje conocido como “Rodelga”, más concretamente en El Pocillo, pues este lugar se encontraba en una llanura y pasaría más desapercibido y porque allí estaría más protegida de las humedades.

Cuando finalizó la Reconquista, en el siglo XIII, un pastor o un agricultor al arar sus tierras, encontraron la imagen, algo que comenzó a ocurrir en muchos lugares en ese tiempo. La ermita está ubicada a 1 km del pueblo, en una zona elevada desde la que se aprecia toda la llanura que la rodea y el pueblo cercano y, sobre la ubicación de la ermita original hay varias versiones. Por un lado a quien afirma que donde se encontraba aquella ermita se escondió la imagen y otra, en cambio, que se construyó la actual ermita en el lugar en el que apareció la Imagen.

La ermita de la Virgen de Rodelga no es muy grande: 22 metros de largo por 7,20 metros de ancho y, 6,90 metros de alto. Tiene una sola nave, un coro y el altar. En el centro de la nave hay un arco ojival. El retablo es barroco, del siglo XVIII y en el centro se encuentra una imagen de la Virgen que los fieles sacan en procesión el día de la fiesta y, a su lado se puede ver otra imagen similar, de menor tamaño, a la que en el pueblo conocen como “La Pequeña” que, según la tradición, es la que estuvo oculta y apareció en el campo.

En la sacristía, detrás del altar, las paredes están cubiertas de exvotos y, entre ellos, un cuadro que muestra a la Santísima Trinidad del siglo XIV.
Esta ermita no responde a un único estilo arquitectónico y, eso sí, tiene unas ventanas de arco de medio punto, propias del románico de transición. La entrada principal es abocinada con arcos sujetos por columnas, propios del románico. Esta entrada solo se abre el día de la Virgen de Rodelga, el 6 de junio. “El Pocillo”, lugar en el que se supone que apareció la Virgen, se encuentra a 122 metros.

Aun cuando la historia dice que una de las imágenes de la Virgen que se encuentran en la ermita es la original, la que apareció en el campo, eso no parece ser cierto puesto que, la imagen grande es del siglo XIV y está tallada en madera policromada, la pequeña es posterior (siglo XVI). Esta es una de las imágenes que “se hicieron para ser vestidas” y, la imagen que encontró el pastor o el agricultor, debería ser anterior al siglo XIII.

Fiestas
Entre las fiestas que en esta localidad se celebran a lo largo del año se encuentran las Fiestas Mayores, en honor de Nuestra Señora y San Roque que, a partir del 14 de agosto, ofrecen encierros por el campo que finalizan en su Plaza de Toros, la misma que acoge a grandes toreros cuando las fiestas se marcan en el calendario. Otras fiestas de esta localidad a lo largo del año son: Santa Águeda en febrero; San Isidro en Mayo; la Virgen de Rodelga el martes de Pentecostés, momento en el que se celebra una tradicional Romería Mariana con una de las mayores tradiciones en la localidad, la Danza de Palos o el Paloteo, algo que se repite en la celebración de la Rodelguilla en Septiembre.

El paloteo
Mozoncillo es una de las localidades segovianas que guarda la Danza de Palos, el Paloteo, como una de sus principales tradiciones.

En Mozoncillo existen actualmente un Grupo de Danzas y otro de Paloteo y, para asegurar el futuro, existe un grupo de jóvenes que comienza a prepararse para seguir con esta tradición de siempre.

Pero además, hace ya un tiempo, Alfredo Illanas, natural de Mozoncillo, realizó un reportaje audiovisual de la procesión de la fiesta de La Virgen de Rodelga en el que se puede observar la belleza y precisión del grupo de paloteo. En este reportaje, su autor, rinde un homenaje a su pueblo recorriendo con la cámara la labor del grupo y los bailes que realizan mientras acompañan a la imagen de la Virgen. En los vídeos del reportaje aparecen los danzantes bailando “La Mancha”, “Los Lazitos”, ·El Bote de Vela” o “La Jota” mientras custodian a La Virgen que va en su carroza. Esta procesión que tiene una duración de unas 3 horas, finaliza con el “Baile del Puente”.

Dónde dormir
Mozoncillo se encuentra en la zona central de la provincia de Segovia, a una altitud de 850 metros sobre el nivel del mar y, la población de “mozoncillenses” o “piñoneros” es de algo más de 900 personas.

Para disfrutar de la tranquilidad de este pueblo contamos con la posibilidad de pernoctar en la casa rural que existe en Mozoncillo: La Casería. Con alojamiento para 6 personas máximo, cuenta con 3 dormitorios dobles y tiene terraza, muebles de jardín, barbacoa y una bodega subterránea con un antiguo lagar. Cada rincón está pensado para que quien se encuentre en ella se sienta como en casa.

Dónde comer
En la localidad de Mozoncillo destacan las hortalizas por su gran calidad pero entre los platos que se preparan por aquellas latitudes para mantener en forma “cuerpos y almas”, no podemos olvidar, como en el resto de la provincia, aquellos que pertenecen a la llamada cocina tradicional, la de siempre.

Hace 6 años abrió su puerta el restaurante El Capricho de Mozoncillo, gestionado por José Manuel Herrán. En este rincón de Mozoncillo se realizan menús diarios y de fin de semana, en los que no faltan los buenos asados en su horno de leña, y sus postres.

RECETA
Nos ofrecen la posibilidad de conocer una receta diferente y exquisita como es: El bogavante con pollo de corral ¿Se atreven?

Receta (Para 6-8 personas)

Ingredientes: 1 pollo de corral, 3 bogavantes, ½ kg de zanahorias, 1 pimiento , 2 puerros , 2 tomates , ajo, perejil, hoja de laurel y aceite de oliva.

Modo de prepararlo: Se corta el pollo en trozos y se fríe en una sartén. En otro recipiente se cuece el pimiento, la zanahoria, el puerro y el tomate junto con los bogavantes durante 8 minutos. Cuando ha pasado este tiempo, se sacan los bogavantes y se trocean, mientras el resto de los vegetales cocidos se trituran para hacer una salsa.

Se pocha o rehoga la cebolla, el ajo y el perejil junto a una hoja de laurel y sal y, cuando está dorado, se añade el pollo sazonado dejando que cueza todo junto durante 30 minutos, moviendo el guiso de vez en cuando.

Cuando el pollo esté guisado, se le añade la salsa y el bogavante preparado anteriormente y, todo junto se deja que cueza media hora más a fuego lento. ¡Buen provecho!

MOZONCILLO EN POCAS PALABRAS
Distancias:
A 30 km de Segovia
Población:
914 habitantes (2017)
Alcalde:
Jesús Martín Herranz (PSOE)

Patrimonio:
— Iglesia de San Juan Bautista
— Ermita del Humilladero
— Ermita de San Roque
— Ermita de la Virgen de Rodelga

Fiestas:
— Nuestra Señora y San Roque, agosto
— Santa Águeda, febrero
— San Isidro, mayo
— Virgen de Rodelga, martes de Pentecostés
— La Rodelguilla, septiembre

Tradiciones:

— Danzas de Palos, Paloteo

Deportes:
— Club Deportivo Mozoncillo

Dónde Dormir:
— Casa Rural La Casería, capacidad para 6 personas

Dónde Comer:
— Restaurante El Capricho de Mozoncillo

Compartir