Publicidad

La Asociación Cultural San Benito de Gallegos se reunió para una agradable “noche de estrellas”. Decenas de vecinos de las localidades de la zona de El Carrcillo se encontraron en el paraje de San Benito de Gallegos para pasar una velada muy particular a la par que interesante.

Comenzó con una degustación de maíz dulce cortesía de Precocinados El Campo que sirvió para coger fuerzas para las explicaciones de Rubén Cantalejo en la explanada de la ermita. Él fue el guía de excepción por el firmamento de El Carracillo en una noche en la que el cielo acompañó dejando a la luz de la luna el resto de astros que los asistentes pudieron conocer.