Publicidad

La concejal de Turismo, Nuria Fernández, trasladó ayer los datos oficiales tras el recuento de visitantes en la villa de Cuéllar el pasado puente. Los cuatro días festivos para la mayoría de la ciudadanía, lograron que más de 2.000 personas se acercaran a Cuéllar a disfrutar de sus recursos Turísticos. Concretamente han sido 2.113 personas las que han visitado la localidad, con procedencias variadas, pero sobre todo de Valladolid, Segovia y Madrid. Esta última es la más recurrente, dada la cercanía y la movilidad, además de la buena comunicación con la capital.

Fernández destacó un dato muy importante, como es el del aumento de visitantes este 2018 con respecto a 2016. Como viene siendo habitual, la comparativa no se realiza con el año 2017, puesto que Cuéllar fue sede de Las Edades del Hombre y esas cifras son extraordinarias. Así, en 2018 ha habido un aumento de 20% de visitantes respecto a 2016, algo muy significativo y que significa que Cuéllar continúa atrayendo.

La estampa de turistas alrededor del Castillo o en la iglesia de San Martín es la más habitual. También por la Plaza Mayor y alrededores, pero la novedad se encontraba este año en la recién señalizada Judería, que cuenta además con el museo sefardí de la Capilla de la Magdalena. Según la concejal de Turismo, las visitas a la Judería han funcionado muy bien, así como la guiada que se realizó el sábado a cargo de Julia Montalvillo. Decenas de personas acudieron a escuchar atentamente las explicaciones de la archivera municipal, experta también en las raíces hebreas de Cuéllar. No faltó la explicación del hallazgo de la ubicación de la Sinagoga, o peculiaridades sobre la antigua arquitectura de las casas de la Judería.

La villa sigue atrayendo, sin olvidar que estos son los datos recogidos en la Oficina de Turismo, y que hay otro porcentaje de visitantes que no acude a tal oficina.