Jaime Wyatt, una de las voces más prometedoras del country, ayer en el escenario de Riaza. / el adelantado
Jaime Wyatt, una de las voces más prometedoras del country, ayer en el escenario de Riaza. / el adelantado
Publicidad

John Hiatt con los Goners y Sonny Landreth de invitado especial cerraron la primera jornada del Huercasa Country Festival con un concierto que celebraba el 30 aniversario de su álbum ‘Slow Turning’, una de las piezas básicas de la música de raíces norteamericanas. El artista de Indiana rememoró sus orígenes en un ambiente cercano en el que la audiencia recordó canciones como ‘Tennessee Plates’, un emblema para los amantes de una película de culto como ‘Thelma & Louise’, el propio ‘Slow Turning’ o ‘Georgia Rae’, dedicado a su hija, nacida en aquel 1988. La presencia de Sonny Landreth al slide guitar, uno de los instrumentistas más reconocidos de la música popular, fue especialmente emotiva y señalada.
Desde 2008 forma parte del Hall of Fame de compositores de Nashville, además de haber recibido el premio a toda su carrera por la Americana Music Association. Sus historias han navegado en el blues rocoso, en el fango del Mississippi, en la tradición country, y siempre ha salido victorioso. Él mismo se define como ‘John the Troubadour Folk Singer Blues Guy’ y la etiqueta le viene como anillo al dedo.
Más de 4.000 asistentes, ataviados con la indumentaria preceptiva y sin dejar de bailar, aplaudieron desde el primer minuto temas como ‘Misery and drink’, ‘Wishing well’ o ‘Waxco’, los más reconocibles del repertorio de la angelina Jaime Wyatt, encargada de dar el pistoletazo de salida de esta quinta edición del evento de americana más importante de los que se celebran en España. Una de las más prometedoras voces del country de la costa oeste, Jaime Wyatt representa una historia de superación su repertorio de canciones inspiradas por las decisiones imprudentes de la vida, sus condenas y su redención y esfuerzo tras una vida azarosa que le llevó, incluso, a una breve estancia en la cárcel. Las comparaciones con Chrissie Hynde y Stevie Nicks suelen ser frecuentes, e incluso se ha hablado de ellas como una femenina Tom Petty. Es una cantante poderosa que navega entre los himnos de rock n roll de los años 60 y 70 y baladas llenas de amor y confusión.
Justo después, en un ambiente festivo y familiar marca de la casa, saltaron The Cadillac Three, trío nativo de Nashville, lo componen Jaren Johnston (guitarra y voz principal), Kelby Ray (bajo, Steel guitar, dobro, acústicas y coros) y Neil Mason (batería, percusión y coros) con un marcado tinte de Southern rock y cuyos miembros formaron parte de American Bang. Canciones como ‘Legacy’ o ‘American slam’ fueron coreadas por un público de Riaza que demuestra, año a año, su fidelidad y su conocimiento de este género que, gracias a festivales como este y a la labor de su director artístico, Manolo Fernández, no deja de crecer en España. Y gracias a la admirable labor y esfuerzo que realiza la empresa segoviana Huercasa, que apuesta, no sólo por la mejor música, sino también por la vida rural, sana y sostenible.