15-1kama_UVA-Curso-Infraestructuras-Rurales-Clausura-Consejera-Agricultura_KAM8844
El delegado de la Junta, el presidente del Congreso de Estudios Rurales, la consejera, y la vicedecana de la Uva en Palencia. / A. K.
Publicidad

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, hizo hincapié en la relevancia del proyecto de recarga del Acuífero del Carracillo como una infraestructura “que no puede desperdiciarse”, por su importancia para la fijación de población en el medio rural, y su desarrollo económico.

Así lo señaló en declaraciones previas a la clausura del XII Congreso Iberoamericano de Estudios Rurales, que se ha estado celebrando en el campus ‘Maria Zambrano’ de la UVa esta semana.

La también portavoz del Gobierno de Castilla y León explicó que la situación administrativa de este proyecto se encuentra en fase de valoración de las alegaciones presentadas. Expresó su confianza en que se garantizarán los caudales del río Cega y se cumplirá con la legislación, a la vez que señaló que los informes de los que dispone la Junta de Castilla y León, dejan claro que se puede ejecutar este proyecto hidrológico. “Lo que no podemos es desperdiciar ni dejar de avanzar todo lo que se pueda para que cuanto antes esté El Carracillo con la disponibilidad de agua que puede tener”, añadió.

Recordó que están ya comprometidos 29 millones de euros para llevar a cabo esta obra, que consiste en la toma agua del río Cega durante el invierno en la zona de Aguilafuente-Lastras de Cuéllar para derivarlo hasta el Carracillo elevando así el nivel freático de la comarca. La infraestructura está pendiente de culminar con la tercera y últma fase. El aporte de agua tendrá efectos ambientales positivos, insistió la consejera, porque reduce los bombeos que necesitan hacer los agricultores para regar. Pero sobre todo hizo hincapié en los beneficios sociales y demográficos. Y para ello se refirió a la “abismal” comparativa de fijación de población en la relación de habitantes por kilómetro cuadrado en el Carracillo con cualquier otra zona donde no existen cultivos hortofructícolas.

Plan global

La recarga del Carracillo forma parte del plan de modernización de los regadíos en la región, en el que se pretenden invertir más de 600 millones de euros. “Donde hay desarrollo rural se incorporan más jóvenes, y hay un 40 por ciento más de población que dónde no hay regadío modernizado, infraestructura agraria ni industria agroalimentaria asociada”, agregó la consejera. Indicó también que en las zonas de regadío modernizado se incorporan hasta un 70 por ciento más los jóvenes y que una hectárea modernizada reduce hasta un 30 por ciento el consumo y genera un 40 por ciento más de actividad económica.

PAC: evitar que la región pierda 50 millones

La titular de Agricultura de la Junta anunció que su postura en la reunión sectorial que se celebre en el Ministerio de Agricultura el próximo miércoles tratará de evitar que la Comunidad pierda 50 millones de euros anuales del pilar de Desarrollo Rural que contempla la Comisión Europea para la PAC 2021-2027, dinero que se invierte en el aprovechamiento del territorio, el rejuvenecimiento del sector y la lucha contra la despoblación.

Marcos indicó que su objetivo es que con la reforma la PAC no se pierda “un solo euro” en las ayudas directas que llegan a la Comunidad, que rondan los 900 millones anuales en Castilla y León, pero tampoco en desarrollo rural, que cuenta con una partida de 120 millones al año y es donde más recortes se plantean. Estas partidas son necesarias para llevar a cabo la modernización y la investigación, así como para implantar nuevos regadíos que garanticen el aprovechamiento del territorio, el rejuvenecimiento del medio rural y para luchar contra la despoblación. Explicó que el sector agroalimentario, que se encuentra en su mayoría asentado en el medio rural, representa una actividad que no puede deslocalizarse.

Además, la consejera explicó que las administraciones deben trabajar coordinadas en esta materia, y teniendo en cuenta las peculiaridades de cada territorio. En este sentido subrayó el esfuerzo que se hace en Castilla y León para el mantenimiento de los servicios en el medio rural, como la sanidad o la educación. Recordó que Castilla y León precisa tener consultorios médicos abiertos en pueblos de 50 habitantes, algunas escuelas con tres o cuatro alumnos, y cerca de 2.000 rutas de transporte escolar.