Los vecinos muestran su apoyo a Segoentiende frente al Ayuntamiento

La quema de la bandera multicolor la semana pasada motivó este encuentro en el que políticos y habitantes del municipio reivindicaron una sociedad en igualdad

Las banderas multicolor acompañaron en el acto que Segoentiende ha organizado en la villa de Cuéllar hoy por la mañana. El colectivo LGTBI de Segovia se desplazó hasta Cuéllar para mostrar su rechazo al acto vandálico que tuvo lugar el día 29 de junio, cuando la bandera multicolor que se encontraba colgada de uno de los balcones del Ayuntamiento local apareció calcinada. Fotografías del acto aparecieron en las redes sociales reivindicadas por colectivos radicales que apoyaron la quema, lo que indignó aún más a parte de la sociedad. Así, la Plaza Mayor de la villa, con el Ayuntamiento de fondo, acogió ayer a vecinos y políticos que se unieron al acto. El alcalde de Cuéllar, Jesús García Pastor, y el concejal Luis Senovilla acudieron en representación del Ayuntamiento. El portavoz socialista, Carlos Fraile, también estuvo presente junto a sus compañeros Alberto Castaño y Montserrat Sanz, ambos concejales de Izquierda Unida. Grupos de jóvenes de la localidad asistieron portando banderas y se concentraron también para mostrar su apoyo y su rechazo ante lo sucedido.

Marcos Tarilonte Berzosa, presidente de Segoentiende, fue el encargado de leer un manifiesto mientras portaba una pancarta reivindicativa junto a sus compañeros. En primer lugar agradecieron la asistencia de representantes de instituciones y ciudadanos mostrado a las personas LGTBI, y a sus familias y amigos. Manifestar su rechazo ante el acto vandálico fue su objetivo, y explicaron que la quema de una bandera “ya sea de un país, una comunidad, una región, una ciudad o una villa, es considerada como un delito de incitación al odio”; por ello, la quema de esta bandera fue considerada por este colectivo “como un mensaje de odio hacia las personas LGTBI”. “Es lamentable que en estos 40 años de reivindicación, la idea de que las personas LGTBI se merezcan ser discriminadas, vejadas, maltratadas de palabra u obra, siga siendo un pensamiento muy enraizado en la sociedad”, explicaron. Continuaron destacando que es “especialmente triste” que en 2017, a pesar de los avances logrados por la lucha en el reconocimiento de la igualdad y no discriminación, “aún tengamos que seguir presenciando cómo la dignidad de las personas LGTB se sigue poniendo en duda”.

FuenteC.N. 
Compartir