Los romeros pujaron fuerte para subir a la Virgen del Pinar hasta su camarín

El recorrido procesional por las inmediaciones de la ermita se prolongó hasta después de las nueve de la noche

0

Un año más, la devoción de los cantalejanos por su patrona se dejó notar en subasta celebrada al término de la procesión desarrollada ayer por la tarde en la ermita del Pinar, donde se volvieron a dar cita centenares de fieles.

Al final, se llegaron a ofrecer hasta 700 euros por la colocación de la imagen en su camarín, concluyendo así las celebraciones del Lunes de Pentecostés. Previamente se subastaron también los palos de las andas en su recorrido por el entorno de la ermita, donde se llegó a parar hasta cuatro veces.

La media de las ofertas en que se adjudicaron las andas superó los 200 euros. De este modo terminó ayer la celebración patronal de Cantalejo que este año ha estado marcada por el buen tiempo. También ha sido la primera vez que la imagen procesionaba con su nuevo aspecto, tras la restauración, y desprovista de los mantos que en los años anteriores la cubrían.