Los presupuestos de la Diputación para 2017 serán de 54,2 millones

Los populares agradecen al PSOE su voto a favor, en lo que consideran que es un reflejo del “consenso político” existente entre ambas fuerzas

0

En la recta final de 2016, la Diputación de Segovia aprobará mañana jueves los presupuestos del próximo año, que ascienden a la cantidad de 54.270.000 euros.

Ayer lo anunció el portavoz del PP y diputado de Administración y Personal, José Luis Sanz Merino, quien en su intervención quiso hacer especial hincapié en que, a pesar de la reducción de la aportación del Estado, en casi dos millones de euros, la Diputación mantendrá el próximo año “todos los servicios, centrados en la asistencia a las personas y en paliar las necesidades de las personas”.

Antes de entrar de explicar el contenido de los presupuestos, Sanz Merino quiso agradecer el apoyo del PSOE a los mismos, en lo que considera un reflejo del “consenso político” entre los dos principales partidos, “la dinámica habitual en esta Diputación”.

A pesar de que la institución provincial recibirá dos millones de euros menos del Estado en 2017, las cuentas de la Diputación serán “análogas” a las de 2016, un hecho que se deriva, de acuerdo a las explicaciones de Sanz Merino, de la situación saneada de sus arcas. La deuda viva con la que finaliza este ejercicio la Diputación es de 15,3 millones de euros. “Se trata de una reducción muy importante —señaló el diputado de Administración y Personal— si se tiene en cuenta que en 2011, cuando Francisco Vázquez accedió a la presidencia, ésta llegaba a los 28 millones de euros”. Así las cosas, la deuda viva ha ido bajando paulatinamente hasta situarse en un 35%, 40 puntos por debajo del endeudamiento habitual en las administraciones públicas, cuyo límite está en el 75%.

A la vista de esta situación, el PP ha decidido mantener el nivel de endeudamiento para paliar la minoración de ingresos citada. Ese control del endeudamiento ha hecho posible que los presupuestos de 2017 continúen siendo “inversores en diferentes líneas de actuación para los municipios y de mantenimiento de los servicios que ofrecemos a las personas, no sólo en los centros de los que disponemos, sino también en los diferentes programas de acción social”, manifestó Sanz Merino.

personal La Diputación cuenta con unos 700 empleados, siendo el gasto previsto en 2017 para el pago de nóminas de 26,3 millones de euros, prácticamente igual al del año 2016. Está previsto un incremento salarial del 1%, que se materializará una vez que el Estado apruebe sus cuentas o el Gobierno dicte una normativa específica al respecto.

Sanz Merino quiso destacar la importancia que tiene el gasto de personal, no sólo porque supone casi la mitad de los presupuestos (48,41%), sino porque ese gasto es necesario para mantener los servicios que ofrece la Diputación; entre ellos, los servicios sociales, con unos 450 empleados, que suponen el 60% de la plantilla. Sanz Merino destacó el “significativo esfuerzo” de la Diputación al respecto, por cuanto recibe seis millones de euros de la Junta para cubrir el sueldo de los empleados de este área, pero el gasto es de ocho millones; un desfase que tiene que asumir la institución para sostener su red asistencial en la provincia.

Asimismo, indicó que casi un centenar de empleados públicos trabajan a diario en la conservación y el mantenimiento de las condiciones de la seguridad vial de los 1.200 kilómetros de la Red Provincial de Carreteras, y de una parte muy importante de los caminos vecinales.

Señaló también que un centenar largo de empleados públicos se dedica al resto de actividades de la Diputación: el asesoramiento jurídico y técnico directo a los municipios, la gestión de los tributos de los ayuntamientos, el Teatro Juan Bravo, los bibliobuses o la promoción económica de la provincia.

Sobre la oferta de empleo prevista, el portavoz del PP reveló que, para el próximo año, no habrá convocatorias, si bien está prevista la promoción interna de 21 puestos entre los funcionarios de la institución.