Publicidad

Todos los martes, el centro cultural Santa Clara se llena de actividad gracias a las iniciativas de la Asociación de Vecinos de los barrios La Cuesta y El Salvador. Concretamente es un grupo de vecinas, alrededor de 12, el que llena una de sus aulas para pasar una agradable tarde haciendo punto y ganchillo, dando lugar a unas creaciones de lo más singulares y divertidas. Esta es tan solo una de las muchas actividades que realizan, pues su nuevo curso propone talleres, charlas, excursiones y muchas iniciativas más.

Así lo comentó Elena Núñez, presidenta de esta asociación que cuenta con 215 unidades familiares participando por mejorar la vida en los barrios y, sobre todo, convivir y disfrutar de esa vecindad con todo tipo de propuestas.

El taller de punto y ganchillo es una de las actividades estrella, con mucha aceptación y nuevos proyectos. Para el colegio Juan Bautista de Carbonero El Mayor han realizado guantes, fundas, llaveros y originales creaciones que se venderán en un rastrillo solidario el próximo día 17 de diciembre. Para el colegio de Santa Clara, adornarán los árboles con ganchillo, como así lo hicieron por el barrio el año pasado.

Dado que están trabajando en las sensaciones, la temática de los adornos será de emoticonos. Para el CEIP La Villa realizarán los productos para otro rastrillo solidario sobre las enfermedades raras, y para el de San Gil adornarán el patio. En todos ellos, la dirección del centro o la AMPA colabora aportando el material, y las tejedoras con su trabajo. Animan a todos los que necesiten de la mano de obra de las tejedoras a ponerse en contacto con ellas, siempre que se las ceda el material.

Después de la inauguración del curso que realizaron en la biblioteca con música de la mano de dos de sus vecinos, continúan con su completo programa. Ya han llevado a cabo un taller de licores navideños en el que aprendieron a realizar todo tipo de cremas para degustar en estas fechas y poder regalar.

El sábado 9 de diciembre se celebrará el ya tradicional intercambio de recetas, en la Biblioteca Municipal, los vecinos ya han aportado sus recetas escritas, con los que se va a elaborar el recetario, y esa tarde degustarán esas y otras en un agradable encuentro que siempre es un éxito. Además, este año van a sortear una cesta de Navidad entre todos los socios; el ganador se conocerá el próximo martes 5 de diciembre. y la entrega se realizará en el intercambio de recetas.

La mirada está puesta en 2018

La mirada está puesta ya en el año que viene, en el que se adentrarán de lleno con muchas más propuestas. Teatro, excursiones, talleres, semana cultural y charlas van a completar este programa. Las charlas ya están determinadas y la primera de ella será sobre asuntos notariales. Una trabajadora de la notaría impartirá esta para poner al día a los vecinos, y se prevé para enero o febrero. Otra de las que se están organizando será orientada a la inteligencia emocional: estrés, depresión y ansiedad como temas centrales, tratados por un joven leonés.

Así, los vecinos ya cuentan con todo un calendario para no parar en todo el curso.

Compartir