Instantes de la concentración del pasado lunes. / c. núñez
Publicidad

El colectivo 8M de Cuéllar se ha sumado a las concentraciones de toda España para mostrar apoyo a la joven que sufrió la supuesta violación grupal de Manresa sobre la que están testificando acusados, víctima y testigos en la Audiencia de Barcelona. Una treintena de vecinos, mujeres en su mayoría, se reunieron en la Plaza Mayor para leer un comunicado en el que expresaron su rechazo al modo en que jueces y fiscales “siguen siendo cilpables de las agresiones que sufrimos las mujeres porque no aplican con rotundidad las leyes cuando se trata de defender a las mujeres”. Aseguran que una vez más, “es la víctima quien tiene que probar su inocencia”, y no quieren “más agresiones impunes en las que se minimicen hechos tan graves que generan miedo e inseguridad en las mujeres”. Bajo la consigna de “no es abuso, es violación”, apoyaron a la víctima de Manresa y recordaron con un minuto de silencio a todas las fallecidas.

Por otro lado, el colectivo cita a los vecinos el 18 de julio a una asamblea abierta en Pedro I a las 20.30 horas, para aportar iniciativas que llevar a cabo durante las fiestas de Cuéllar.