Productos no perecederos recogidos por las bibli0tecarias. / el adelantado
Productos no perecederos recogidos por las bibli0tecarias. / el adelantado
Publicidad

Los más de 9.000 usuarios que periódicamente hacen uso de los tres bibliobuses de la Diputación de Segovia han respondido con creces a la llamada de la Institución provincial y de Cáritas, que tras llegar a un acuerdo a finales del mes de noviembre de 2018 propusieron a las familias de los municipios que son visitados por los bibliobuses, contribuir a la recogida de alimentos para personas necesitadas que lleva a cabo la oenegé en Segovia.

Así, después de una campaña que se ha prolongado durante los meses de diciembre, enero y febrero, las trabajadoras sociales de Cáritas informaban a la Diputación de que los bibliobuses han transportado un total de 917 kilogramos de alimentos no perecederos desde los pueblos de la provincia hasta el economato de la oenegé; una circunstancia por la que las bibliotecarias de este servicio se muestran felices y orgullosas de las personas con las que a menudo tratan en las 138 localidades por las que pasan y paran estos vehículos cargados de libros, revistas, discos y películas.

No es la primera vez que los bibliobuses cumplen tanto con su función principal de ser dinamizadores de la cultura de la provincia, como con una labor social y solidaria como ésta, ya que en 2013 también se llevó a cabo una campaña similar a ésta y, por el buen funcionamiento de la convocatoria, seguro que no es la última vez que los bibliobuses transportan solidaridad, además de cultura y educación, por las carreteras de la provincia.

Desde el Área de Cultura y Juventud animaban a todas las familias de las 138 localidades a las que acuden los bibliobuses, a que colaboraran con esta propuesta, acercando a los vehículos productos como azúcar, maíz, atún o judías enlatadas, arroz, sopas, pasta, legumbres, etcétera. Allí, las propias bibliotecarias, quienes también informaron de esta campaña de donación, se encargaron de recepcionarlos y entregárselos a los responsables de Cáritas.

“Se trata de una forma sencilla de poder echar una mano a quien lo necesita”, argumentaba la diputada de Cultura, Sara Dueñas, en la presentación de la campaña. “Además, si no conocen este servicio les animo, no sólo a llevar este tipo de productos, sino también a conocer los bibliobuses por dentro y todas las posibilidades que ofrecen; del mismo modo que nunca es tarde para ser solidario, nunca lo es tampoco para acercarse a las letras”, concluía.