El salón de plenos del Ayuntamiento de Marugán vuelve a ponerse en funcionamiento una nueva legislatura. / Lucía Luque
Publicidad

Un mes después de la constitución del nuevo Ayuntamiento, la organización del mismo ya se ha hecho pública oficialmente. Además, en el acta del segundo pleno extraordinario se ha informado a los vecinos de novedades municipales que no han estado exentas de polémicas.

Respecto a las áreas y servicios municipales, se efectuó las designaciones de la Concejalía de Desarrollo Económico y Urbano para Francisco Roque, la Concejalía de Asuntos Sociales, Sanidad y Educación y Fiestas para Lorena Díaz, la Concejalía de Obras, Servicios y Medio Ambiente para Miguel Ángel Monterrubio y la Concejalía de Cultura para Adolfo Sastre.

Los cargos de alcalde y de primer teniente de alcalde realizarán sus funciones en régimen de dedicación especial parcial, teniendo que acudir al Ayuntamiento más de 26 horas semanales. Por esta razón, se estableció a favor de estos miembros de la Corporación municipal retribuciones mensuales con un total de catorce pagas anuales. Así, el alcalde y el primer teniente de alcalde percibirán una retribución anual bruta de 19.649 euros y 19.400 euros respectivamente. Estas cuantías se aplicaron desde el momento de su aprobación y hasta que se elaboren los presupuestos municipales del ejercicio del año 2020.

La propuesta formulada se aprobó por mayoría absoluta gracias a los votos de los cuatro concejales del PSOE y la concejala de Podemos, destacando los votos en contra de los dos ediles del PP.
Estas nuevas retribuciones supondrán el incremento del presupuesto en 4.949 euros por el alcalde y 9.700 euros por el primer teniente de alcalde. Esta noticia no ha gustado a todo el mundo, siendo tema de debate entre los vecinos desde la publicación del acta del pleno. En esta línea, los representantes del PP afirmaron que nada justificaba el aumento de la retribución del alcalde y el establecimiento de un salario para el primer teniente de alcalde.

Por otro lado, también fue motivo de debate la periodicidad de las sesiones del Pleno del Ayuntamiento, ya que los miembros del grupo del PP afirmaron que los plenos ordinarios deberían celebrarse con más frecuencia.