Pedraza mantendrá hoy cerrada su oficina de turismo. / kamarero
Pedraza mantendrá hoy cerrada su oficina de turismo. / kamarero
Publicidad

Los municipios castellanoleoneses que pertenecen a la Asociación los Pueblos más Bonitos de España, entre los que se encuentran los segovianos de Maderuelo, Pedraza y Sepúlveda, han suscrito un manifiesto en defensa del turismo rural frente a la medida de la Junta de Castilla y León, que califican como “atropello”, de imponer sanciones a los guías locales que muestran el patrimonio de su municipio. La lectura del manifiesto coincidirá con la fiesta oficial de la Comunidad hoy 23 de abril, donde se explicará a vecinos y visitantes el cierre de las oficinas de turismo y de muchos de los establecimientos de estos bellos municipios, como protesta por las sanciones a los guías locales que está emitiendo la Junta.

La Junta de Castilla y León multará con hasta 90.000 euros a los ayuntamientos y sus empleados o vecinos que muestren el patrimonio de sus pequeños pueblos sin contar con la acreditación de Guía Oficial, una ley creada para regular la actividad de los guías en las grandes ciudades, pero que en municipios pequeños se enfrenta al uso sostenible de sus elementos patrimoniales, culturales y paisajísticos: una importante fuente de ingresos, siendo este el principal en muchos casos.

Para Ramón López, alcalde de Sepúlveda, “es necesario crear la figura de Guía Local o Rural, o impediremos que los guías que no estén adscritos a los ayuntamientos, trabajen en nuestros pueblos. En demasiadas ocasiones las visitas guiadas que vienen con profesionales que son de fuera, no transmiten la verdadera historia de los municipios, ni acercan las tradiciones del municipio, ni permiten a los visitantes disfrutar de la autenticidad del pueblo, obligándoles a hacer una visita exprés en lugar de pasear tranquilamente por nuestras calles, y esa magia nadie se la debería de perder”. “La calidad de las visitas realizadas por guías oficiales es en la mayoría de las ocasiones muy baja, con un coste que supera los 170 euros para que un par de visitantes puedan conocer nuestro pueblo, es un modelo de turismo no sostenible y que va en contra de la realidad de estos bellos municipios, a los que parece que cada día se les intenta exprimir más y más”, incide Concha Hernández Vicente, alcaldesa de Mogarraz.

Para Lidia Arribas Delgado, alcaldesa de Caleruega, “al no ser un servicio regular el de los Guías Oficiales, vemos cómo cada día perdemos muchas visitas guiadas por nuestro pueblo. Los turistas no desean estar atados a rígidos y caros servicios que les obligan a una ruta prefijada. Por otra parte en muchas ocasiones, los Guías Oficiales no atienden a los pequeños grupos que desean conocer la historia de un pueblo, si es poco negocio nunca acuden”.

Estos pueblos piden la creación de la figura de Guía Local, vecinos o trabajadores del municipio, habilitados por el ayuntamiento y con una mínima formación que se encarguen de hacer de guía en su propio municipio, como sabios conocedores de la riqueza rural, de su patrimonio histórico, cultural, natural, etnográfico, turístico, religioso, inmaterial, etc. de valor incalculable para visitantes y turistas.

Solicitan que se modifique el decreto 5/2016, de 25 de febrero, por el que se regula el acceso y ejercicio de la actividad de guía de turismo en Castilla y León, añadiendo una excepción en función del número de habitantes (menos 5.000 habitantes), que permita generar una actividad económica que complemente otras rentas, a los vecinos de los municipios, verdaderos conocedores del patrimonio, las tradiciones y la cultura de estos bellos municipios.