Jugadores y capitán del Club Balonmano Nava en la biblioteca del IES Marqués de Lozoya. / c. núñez
Publicidad

El IES Marqués de Lozoya recibió ayer a tres jugadores y el entrenador del Club Balonmano Nava, una visita que llenó de espíritu deportivo, valores de esfuerzo y constancia el centro y sus oyentes: los alumnos de cuarto de la ESO. El club ya era un referente del deporte provincial y nacional antes de su último logro, ascender a la liga ASOBAL, pero sobre todo son ejemplo de humildad y trabajo, y así se lo transmitieron a todos los presentes.

El capitán, Carlos Villagrán, acudió al centro junto a Oleg Kisselev (lateral izquierdo), el italiano Nicolo D’Antino (extremo derecho) y Antonio Llopis (lateral derecho). Fue este último el que hizo más hincapié en la importancia d emarcarse objetivos en la vida. Explicó cómo el suyo ha sido estar al nivel de sus compañeros, y siempre ha priorizado su familia a otras cosas. “Vuestra meta tiene que ser llegar a los objetivos, propóntelo como quieras pero llega a él”, señaló. En edades como las de los alumnos a los que se dirigió la charla, todo fueron palabras motivadoras que pretendieron hacer ver que el esfuerzo tiene recompensa y ellos son el ejemplo. Carlos Villagrán habló también del año anterior, uno muy duro en el que parecía que todo estaba logrado, al alcance de la mano, y al final no tuvo los resultados esperados y no se logró el ascenso. La constancia del trabajo y una temporada como esta les ha llevado hasta el lugar donde querían esta, la liga ASOBAL.
Gracias al Balonmano Nava se ha logrado elevar este deporte más “apartado” al lugar que merece cualquiera, y además en el ámbito nacional. Su idea sigue siendo la que les ha llevado a donde están: ir de abajo a arriba. Los jugadores y su capitán no esconden que venir de un pueblo también les ha enseñado mucho, y por ello quieren extender el deporte del balonmano a toda la provincia, con escuelas para animar a los más pequeños. Para finalizar, un taller práctico con los alumnos cerró una mañana muy especial para todos.