Un momento de la visita del delegado, junto al alcalde, al Palacio del Esquileo. /el adelantado
Un momento de la visita del delegado, junto al alcalde, al Palacio del Esquileo. /el adelantado
Publicidad

El delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, se desplazó en el día de ayer a Castillejo de Mesleón, como parte de la serie de visitas institucionales que el responsable de la Administración regional realiza de forma habitual a municipios de la provincia.

El alcalde de esta localidad, Ricardo Díez Pascual, recibió al delegado territorial en el Ayuntamiento donde ambas autoridades mantuvieron un encuentro, en el que trataron asuntos de interés mutuo para ambas administraciones, para después realizar un recorrido por distintas infraestructuras y equipamientos del término municipal.

Entre los lugares visitados, alcalde y delegado territorial se detuvieron especialmente en el camino que une la capitalidad del municipio con el núcleo de Sotos de Sepúlveda. El Ayuntamiento ha puesto de manifiesto el interés por mejorar el estado de esta infraestructura rural y para ello va a solicitar la colaboración de la Junta de Castilla y León.

A continuación, se desplazaron a la citada pedanía para visitar el Palacio del Esquileo, complejo de turismo rural que recientemente ha sido ampliado y mejorado, respetando los vestigios de las antiguas instalaciones que se dedicaban a la esquila de ovejas y dan nombre al conjunto hostelero.

Finalmente, el delegado territorial mantuvo un encuentro con representantes de la empresa ‘Miapetra’, afincada también en Sotos de Sepúlveda y dedicada a la fabricación de lavabos y platos de ducha de piedra natural pulimentada. Esta empresa, que presta especial interés por los materiales y la dimensión ecológica de sus productos, diseñados para contribuir al ahorro de agua, defiende la atemporalidad intrínseca de la piedra que la convierte en un elemento único y exclusivo.

En la actualidad, la industria está interesada en exportar sus producciones, para lo que el delegado territorial ofreció el apoyo de la Junta a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE).