Lastras de Cuéllar celebra su último lunes de Romería

Los lastreños se volcaron en la que es una de las principales fiestas de la localidad

739
El grupo de danzas y paloteos de la localidad realizó diferentes bailes tradicionales durante las procesiones. /ANABEL CABRERO
Publicidad

La localidad ha celebrado la Romería de la Virgen de Salcedón. Durante todo el fin de semana se han organizado diferentes actividades y actos religiosos.El lunes la talla se trasladó en romería desde la iglesia parroquial a la ermita.

La fiesta comenzó la noche del viernes con un DJ en el bar ‘Santi’. El sábado por la tarde se organizaron actividades infantiles con un hinchable en la plaza mayor. En esta misma plaza una orquesta amenizó la noche hasta altas horas de la madrugada.

Durante la mañana del domingo se realizó una encuesta en el Centro Cultural de la localidad para decidir si trasladar la procesión en que se baja la Virgen a la ermita desde el Lunes de Pentecostés al sábado. Los lastreños mayores de 16 años, censados o no en el municipio, asistieron para reflejar su opinión. Tras finalizar el acto se decidió que desde el año que viene esta fiesta se cambiará de día.

El domingo a las 18.00 comenzó la procesión por las calles de la localidad. Los danzantes del grupo de paloteos realizaron diferentes bailes durante el transcurso de la misma vestidos con el traje tradicional segoviano.

Al llegar a la iglesia se sortearon los asas de la carroza. Los danzantes bailaron ‘el arco’, en que se forma un arco subidos unos encima de otros por el que atraviesa la carroza de la Virgen.
Esa noche se celebró una velada en el Centro Cultural de la localidad donde los lastreños bailaron música tradicional de dulzaina y tamboril. Además, durante toda la noche se repartieron bollos, rosquillas y limonada.

Al terminar esta fiesta los jóvenes se organizaron para ir a colocar las tradicionales enramadas. Ese grupo fue a cortar tallos de chopo para dejarlos en la puerta de las chicas solteras.
El lunes 10 por la mañana se realizó la revolada, en que un grupo de dulzaina y tamboril dio una vuelta por las calles para avisar de la hora en que comenzaba la misa. Los danzantes acompañaron a representantes del Ayuntamiento y del cuartel de la Guardia Civil bailando un pasacalles.

La procesión a la ermita comenzó a las 18.30. La Virgen de Salcedón se trasladó la de la iglesia parroquial mientras se iban bailando jotas y paloteos. Tras más de tres horas de procesión, la fiesta terminó con el baile del arco a la puerta de la ermita y los sorteos para llevar las andas y dejar a la Virgen en su ‘trono’. Al finalizar se cantó la Salve en el templo.