Las mejoras realizadas en la Biblioteca multiplican la asistencia de usuarios

La Concejalía de Cultura ha acondicionado las instalaciones públicas, con un consecuente aumento de público y la organización de un mayor número de actividades

0

Los estudiantes y el público en general ya lo están notando: la Biblioteca Municipal ‘Cronista

Herrera’ ha dado un giro de 180 grados en su actividad y lo va haciendo, poco a poco, en sus instalaciones. La concejala de Cultura, Sonia Martín Quijada, ha volcado un especial interés en la Biblioteca poniendo de manifiesto que tanto el servicio como las instalaciones tienen mucha demanda entre los vecinos.

Desde que la Biblioteca pasara a ser de propiedad municipal, las mejoras fueron en aumento, pero es ahora cuando más se está haciendo notar. Ya desde el inicio del curso se comenzó con la retirada de las puertas de los muebles de la sala de estudio; puesto que no era viable la sustitución del mobiliario completo, la eliminación de estas puertas deja los libros en lo que ahora son estanterías, invitando a los usuarios a su consulta y evitando también las molestias a los estudiantes. La intención de la concejala es “crear una biblioteca dinámica y adaptarse a la situación con los recursos existentes”, afirma.

La demanda es palpable, viene siéndolo desde hace años. Decenas de estudiantes solicitaban un horario más flexible que se adaptara a sus necesidades, y así se ha hecho desde hace varios meses. El horario actual es ininterrumpido de 9.00 a 21.00 horas, y asiste una media de 80 personas diarias, según estiman la concejala y el personal.

El público es muy variado, con estudiantes de todas las edades, pero también ha aumentado el infantil. El espacio de literatura infantil se ha renovado considerablemente, creando un ambiente muy propicio para que los niños empaticen con los libros. Por otro lado, la campaña de animación a la lectura que lleva a cabo la Diputación de Segovia en colaboración con el Ayuntamiento cubre todas las plazas en cada una de sus sesiones de cuentacuentos. El material didáctico infantil ha aumentado de igual modo, con todo tipo de libros y cuentos nuevos disponibles para los más pequeños.

Las actividades para ellos y para los adultos se van sucediendo; se han celebrado cursos sobre inteligencia emocional y esta semana tendrán lugar todo tipo de inciativas para conmemorar la Semana del Libro con talleres.

En mayo están previstas otras, como el ‘Bebecuentos’ y un cuentacuentos para adultos el 19, y una tarde de lectura y café junto a un mercadillo del trueque para el día 20. Toda la información adicional está recogida en los folletos de programación de estos meses. Además, la sala de exposiciones acoge muestras de manera continua, que pueden visitarse en el horario de apertura de la Biblioteca. El objetivo, como ha declarado en varias ocasiones Sonia Martín, es dar uso a todos los espacios expositivos que Cuéllar posee, que son muchos y variados, y llenarlos de actividad.

Asimismo, los ejemplares que se van recibiendo se adaptan a todos los gustos, con los últimos best sellers y con obras clásicas de todo tipo. Además, el sistema de préstamo interbibliotecario hace posible solicitar algún ejemplar que no esté disponible, si el usuario así lo desea.

Conscientes de las necesidades, la Biblioteca va mejorando en la medida de lo posible. Además de la conversión de las librerías en estanterías, se han realizado pequeñas obras que acondicionen las instalaciones. La empresa encargada de la limpieza ha cambiado para prestar un servicio más continuado, muy necesario en un espacio como este.

Por otro lado, varios problemas en los desagües provocaban un olor desagradable en los aseos, que ya ha sido solventado. Igualmente, se va a tratar de dotar a la Biblioteca de las medidas de accesibilidad que permitan acudir con mayores facilidades a las personas con discapacidad, una carencia actual. La apariencia también está cambiando en cuanto a la decoración del hall de entrada, las paredes y distintos motivos que harán de este lugar un sitio “apetecible” al que acudir. De manera paulatina, servicio y entorno van dando mayor calidad a la Biblioteca de Cuéllar.