Las Fuentes dejarán de funcionar desde el domingo por falta de agua

En el convenio firmado en febrero entre Patrimonio y el Ayuntamiento se establecían las condiciones para evitar restricciones en el suministro a Fuentes y vecinos, pero no se cumple

Tras el convenio firmado en febrero por Patrimonio Nacional y el Ayuntamiento del Real Sitio, este año los vecinos no deberían sufrir restricciones de agua y las Fuentes Monumentales deberían funcionar los miércoles, sábados, domingos y festivos hasta el 12 de octubre. Sin embargo, la infraestructura que tenía que ponerse en marcha no lo ha hecho y, por ello, la población sí sufre restricciones y las Fuentes dejarán de funcionar este domingo 2 de julio. Fuentes de Patrimonio Nacional dicen haber pedido varias veces en las últimas semanas al alcalde que pruebe la red proporcionada por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para evitar las restricciones de agua, pero “no lo ha hecho porque sabe que no funciona, que faltan cosas. No tienen preparado el sistema de impulsión que se les pidió y comprometieron a realizar en febrero”. “El Ayuntamiento tiene que hacer una bomba de agua desde el instituto (hasta donde llega la conducción de La Atalaya) hasta la zona alta del municipio y unir el anillo de conducción del agua”, explican las mismas fuentes, mientras que el alcalde asegura que “la bomba la tiene que construir la CHD, que es quien ha realizado la infraestructura. Lo que nosotros tenemos que hacer son algunos cierres de circuito”.

En cuanto a esos cierres no acometidos, Vázquez contesta que “el convenio es a dos años, por tanto, tenemos tiempo suficiente”. Las Fuentes Monumentales y la red de abastecimiento municipal comparten el agua que llega desde los arroyos de Peñalara, Chorranca, Carneros y Marete, que vierten en el estanque ‘El Mar’, ubicado dentro de los Jardines del Palacio y gestionado por Patrimonio. Su preferencia de uso es para las Fuentes y luego para la red municipal, a la que Patrimonio suministra agua de manera gratuita. En las épocas de sequía, como la actual, se procede a restricciones en su uso a la población.El convenio suscrito pretendía acabar con esas restricciones. La CHD proporcionaría al municipio una red para llevar el agua desde la Estación de Tratamiento de La Atalaya hasta el Real Sitio, “pero no pusieron esa bomba necesaria”, asegura el alcalde granjeño.

FuenteL.S. 
Compartir