Fernández y Fernández Arroyo, a la derecha, con buitres. / E.A.
Fernández y Fernández Arroyo, a la derecha, con buitres. / E.A.
Publicidad

El último censo de otoño, organizado por el Fondo para el Refugio de las Hoces del río Riaza y coordinado por Juan José Molina, registró al menos 1.214 buitres leonados, el número más alto en los censos de otoño que se realizan desde hace 35 años, según revela el informe final de 2017, elaborado por Fidel José Fernández y Fernández Arroyo.

Por otra parte, en los censos de nidos con éxito realizados por este último naturalista durante los 42 años de historia del Refugio, el número más alto corresponde a 313 pollos volados de buitre leonado en 2017; seguido por 295 volados en 2014; y 284 en 2015.

En el último censo de otoño, en el que participaron un total de 108 ornitólogos, procedentes de once provincias españolas, y de cinco países más, se registraron, al menos, 13 buitres negros, varios de los cuales durmieron cerca del comedero de Campo de San Pedro. Por lo que respecta a las águilas reales, se vieron al menos tres ejemplares. Una de las buenas noticias del censo de otoño fue la observación de un águila perdicera, especie de la que se llevaba dos años sin citas en esta comarca.

De igual forma, se vieron entre 3 y 5 halcones peregrinos, al menos 20 cernícalos, no menos de 42 milanos reales; entre 23 y 25 ratones —denominados águilas ratoneras o busardos ratoneros—, dos o tres aguiluchos pálidos; al menos ocho aguiluchos laguneros; dos o tres azores; al menos cinco a seis gavilanes; tres o cuatro esmerejones y un búho chico.

De las rapaces nocturnas destacan al menos 16 búhos reales —seis fueron vistos—, nueve mochuelos, y dos búhos campestres.

En total, los ornitólogos que asistieron al último censo de otoño registraron 17 especies de aves rapaces, de los que 13 son diurnas o cuatro nocturnas.

En cuanto a aves acuáticas, se censaron 22 ó 23 especies, incluyendo al menos 35-42 cormoranes grandes, al menos 9-11 garzas reales, al menos dos zampullines chicos, siete somormujos lavancos, una garceta grande, una o dos cigüeñas blancas, un cisne vulgar, dos ánades silbones, 11-14 ánades frisos, al menos 32 cercetas comunes, un elevado número de ánades azulones o reales —al menos 177—, dos patos cuchara, tres porrones comunes, tres rascones, dos o tres gallinetas, al menos una focha, grullas —posiblemente oídas, aunque no es seguro—; 42 avefrías; al menos ocho agachadizas comunes; dos andarríos grandes; tres andarríos chicos; al menos 12 gaviotas reidoras y tres martines pescadores.