Un momento del recorrido de la procesión en una de las paradas de los altares ubicados en los Jardines de Palacio. / kamarero
Publicidad

La procesión de la Octava del Corpus realizó su recorrido habitual, a pesar de las fuertes rachas de viento que habían obligado a cerrar por la mañana los Jardines del Palacio. De este modo, salió a las 18.30 h. desde la Insigne y Real Colegiata del Real Sitio de San Ildefonso hasta los Jardines, donde el paso realizó diversas paradas en los altares dispuestos durante el camino para esta ocasión.

Los más de 50 niños pertenecientes al Arciprestazgo de La Granja-San Medel y a Segovia capital que tomaron la Primera Comunión este año pudieron disfrutar del encendido de un total de tres fuentes, la de la Fuente, la de Anfitrite y la de La Carrera de Caballos.

Como manda la tradición, esta fiesta tan arraigada a este municipio se celebró el jueves siguiente a la celebración del Corpus Christi. A ella, además de las autoridades religiosas, los músicos reales y los niños, también asistieron representantes del consistorio, del Palacio Real y de las fuerzas de seguridad.

El recorrido lo encabezaron los niños vestidos de comunión y tirando pétalos, junto a los estandartes de las parroquias asistentes. Tras ellos, la Guardia Real de Alabarderos, con banda de pífanos y tambores, abrió el paso a la Custodia bajo palio.

La Unidad de Música de la Guardia Real dio el toque rítmico a esta esperada fiesta que cada año acoge a centenares de personas, tanto de la localidad como curiosos de la zona que no quisieron perderse un evento tan característico del Real Sitio de San Ildefonso.

El concierto de la Guardia Real comenzó en los el Patio de la Herradura a las 20.00 h. Los toques instrumentales se combinaron con el coro de los veteranos de este cuerpo de la Casa Real. Finalmente, el grupo norteamericano MacPhail Suzuki ofreció a las 21.00 h., con acceso libre la actuación de la banda de cuerda compuesta de guitarra, piano, violín, viola y chello.