Representantes de la Plataforma con Cristina Danés. / el adelantado
Representantes de la Plataforma con Cristina Danés. / el adelantado
Publicidad

La Plataforma Sí a las fuentes del Cega valora la receptividad de la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Cristina Danés de Castro. Surgida como respuesta vecinal contra el proyecto de embalse en el río Cega, que promueve la Confederación, han trasladado a su presidenta su preocupación por la envergadura del proyecto, reclamando información en los pueblos afectados y ser tenidos en cuenta en el proceso de tramitación y evaluación del mismo.

El colectivo, que estuvo acompañado en el encuentro por Ecologistas en Acción, ha criticado la falta de argumentos sólidos para sustentar el proyecto más allá de la recarga del acuífero del Carracillo. Han puesto de manifiesto que entre las repercusiones para esta comarca, además de la ruptura de la dinámica natural del Cega, se perdería el manantial de Las Fuentes, que proporciona agua de calidad para el abastecimiento urbano a varias poblaciones; la desaparición de la carretera de Aguilafuente a Lastras de Cuéllar, y la pérdida de un territorio de enorme interés ambiental en el que coinciden zonas protegidas.

Los representantes han manifestado que la presa sobre el Cega también provocaría la pérdida total de la conectividad fluvial y forestal, fragmentando la Tierra de Pinares de Segovia, “provocando así la interrupción del mejor corredor ecológico de la meseta norte, pues el Cega está considerado como uno de los ríos que mejor conserva su tramo medio del centro peninsular, con una de las riberas fluviales de mayor valor ecológico”. Además del impacto ambiental del proyecto, han señalado la importancia económica de los terrenos anegados, muchos de ellos montes de utilidad pública de titularidad municipal, productores de empleo y recursos renovables como madera, resina, leñas, piñas, caza, níscalos, biomasa, o sumidero de carbono. “Se trata de montes gestionados de forma sostenible durante más de un siglo y que son la seña de identidad de la comarca de Tierra de Pinares”, afirman. También han trasladado el problema de contaminación de las aguas subterráneas en la provincia, unido al de sobreexplotación del Carracillo, tema que el propio anteproyecto reconoce por falta de planificación y control del recurso hídrico.

Además, han incidido en el rechazo del proyecto en otras dos ocasiones, 1989 y 2003, “siendo la propia Confederación quien paralizó el último proyecto por sus enormes repercusiones medioambientales”.

La presidenta les comentó que han visitado la zona, reconociendo su interés ambiental, y que han leído las alegaciones presentadas por la Plataforma en verano. “Ha adquirido un compromiso de transparencia y de participación, además de incluir las aportaciones de la Plataforma en el Estudio de Impacto Ambiental”, explican. Danés de Castro se ha comprometido a llevar a cabo un estudio de viabilidad del proyecto que incluya todos los costes económicos, ambientales, sociales y paisajísticos, tal como había solicitado la Plataforma, así como a presentar a los vecinos de Lastras de Cuéllar, Aguilafuente y del resto de localidades el anteproyecto para que los afectados estén informados.

Los asistentes se han mostrado satisfechos con la actitud de la presidenta, “que en todo momento ha sido receptiva a los datos aportados por la Plataforma, además de haber adquirido el compromiso de transparencia”.