Son más de 120 niños los que forman las categorías inferiores del Club Deportivo La Granja, entrenan dos días a la semana y disputan partidos los sábados.
Son más de 120 niños los que forman las categorías inferiores del Club Deportivo La Granja, entrenan dos días a la semana y disputan partidos los sábados. / E.A.
Publicidad

Los más de 120 niños que forman las categorías inferiores del Club Deportivo La Granja estrena camiseta esta temporada. Se trata de una prenda en la que está estampada la imagen del Palacio Real sobre fondo azul, en el caso de los jugadores, y blanco en el de los porteros. La parte de atrás, además del número, lleva impreso el nombre de su principal patrocinador, la factoría de cristal con sede en La Granja Verescence.

“La imagen del Palacio Real se ha puesto en la camiseta para hacer un guiño al pueblo”, explica uno de los coordinadores de los equipos, Mario Herrero.

Las camisetas tendrán un precio de 20 euros cada una y los beneficios irán destinados a la compra de material deportivo para las categorías inferiores del club.

En total son diez los equipos que lo forman, cinco de ‘fútbol 7’ y otros cinco de fútbol sala.
En cuanto a ‘fútbol 7’, hay tres equipos de alevines —de diez y once años— y dos más de benjamines —de ocho y nueve años—. De fútbol sala hay un equipo de ‘chupetas’ —de cuatro y cinco años—, dos de prebenjamines —seis y siete años—, uno de infantil —doce y trece años— y uno más de categoría cadete —catorce y quince años—.
Además, para entrenarles, el club cuenta con dieciséis monitores y cuatro coordinadores: Sergio Trujillo, Víctor Pérez, Diego Navarro y Mario Herrero.

Agradecimientos

Los niños y adolescentes del CD La Granja entrenan un par de veces por semana —dependiendo la categoría en la que estén, con una duración semanal de entre dos y tres horas— y disputan partidos con otros equipos de la provincia, por norma general, los sábados por la mañana.

“Queremos agradecer al Ayuntamiento, al club y a Verescence, la confianza que continúan depositando en nosotros”, explica Herrero al tiempo que incide en agradecer “en especial a los trabajadores municipales que han arreglado la práctica totalidad de las goteras que teníamos en el pabellón de fútbol” de la localidad.