La Virgen ya tiene nombre

Los vecinos decidieron ayer por unanimidad bautizar a su recién descubierta imagen con el nombre de Nuestra Señora de Aldeasoña La talla está siendo restaurada en la capital segoviana, a cargo del Obispado de Segovia

1

L os vecinos de Aldeasoña decidieron ayer por unanimidad llamar a su nueva Virgen, Nuestra Señora de Aldeasoña. Al término de la misa de doce, el alcalde, Miguel Ángel Regidor, fue preguntando vecino a vecino el nombre que querían para la talla de madera de una virgen hallada a finales del mes de septiembre, oculta tras uno de los retablos de la iglesia de Santa María Magdalena.

Los 68 vecinos, de los 74 que están censados en Aldeasoña, que acudieron ayer a la misa del domingo, no dudaron, y eligieron para la Virgen el nombre de su pueblo, al aparecer en la iglesia de la localidad, sin que nadie tuviera conocimiento de su existencia. Las obras que en la actualidad se están acometiendo en uno de los retablos de la parroquia posibilitaron el descubrimiento de esta talla de madera policromada, que data, según las primeras hipótesis, de los siglos XII o XIII.

La imagen está en Segovia, donde está siendo restaurada por la empresa Restaurograma, a cargo del Obispado de Segovia, y está previsto que en el mes de diciembre sea devuelta al pueblo, en un día que será declarado festivo.

Los vecinos de Aldeasoña, una pequeña localidad al norte de la provincia segoviana que linda con Peñafiel (Valladolid), mostraban ayer su emoción por el hallazgo de una talla de madera de una virgen con el Niño, en el interior de una hornacina, registrado el pasado 24 de septiembre. El descubrimiento se produjo gracias a las obras de restauración de uno de los retablos de la iglesia parroquial de Santa María Magdalena, que están sufragando los vecinos con sus aportaciones. “Fue una emoción intensa descubrir la Virgen”, comentaba ayer una de las vecinas que en el momento del hallazgo se encontraba en el templo, junto al restaurador italiano Graciano Panzieri, quien descubrió la talla oculta.

Ningún vecino, ni el alcalde, conoce de donde procede la imagen de Nuestra Señora de Aldeasoña. Victorina Rojo, que el próximo mes de noviembre cumplirá 101 años, también se acercó ayer a la iglesia para participar en la elección del nombre de la Virgen. “Lo normal es que lleve el nombre del pueblo, al ser donde se ha descubierto”, afirmaba.

El alcalde de Aldeasoña, Miguel Ángel Regidor, coincidía con sus vecinos en la elección del nombre para la Virgen, “ya que, además de ser hallada en el pueblo, permitirá promocionar la localidad en la próxima edición de las Edades del Hombre”, donde está previsto que se exponga la talla. El alcalde también quiso dejar claro que la patrona de Aldeasoña seguirá siendo Santa María Magdalena, como ha sido desde siempre, aunque la localidad también tendrá un día de fiesta para la nueva Virgen, bien el día de su descubrimiento, o bien el día en que regrese al pueblo, en el mes de diciembre.

La Virgen ya ha sido “bautizada”, y ahora solo queda que regrese a su casa, en Aldeasoña, donde nadie sabe cuando llegó, pero para los vecinos ya será su Virgen, y cuentan ya los días para que sea devuelta a su lugar, aunque esta vez a la vista de todos.

REGRESO

Está previsto que la imagen de Nuestra Señora de Aldeasoña regrese al pueblo en diciembre. Así lo confirmó ayer el alcalde, Miguel Ángel Regidor, después de la misa del domingo, cuando los vecinos acordaron el nombre de su nueva Virgen. En estos momentos la talla se encuentra en Segovia, donde está siendo restaurada por parte del Obispado de Segovia, y los vecinos confían en que hacia el día 7 la Virgen pueda volver a la iglesia. “La talla es única. La madera policromada se encuentra muy bien conservada. Le falta un brazo y los dos pies al Niño que lleva la Virgen en su regazo”, comentó el alcalde.

En cuanto a la elección del nombre de la Virgen, el alcalde mostró su satisfacción por haber sido decidido por unanimidad. Había otras opciones, como Virgen de Aldeasoña, por ser el nombre del pueblo; Virgen de las Quintanas, al ser un poblado del siglo XII que existía antes que Aldeasoña, a un kilómetro del pueblo; y Virgen de la Merced, por haber sido descubierta ese día.