La romería de Malangosto reunirá cerca de medio millar de personas

Sus organizadores critican la “falta de ayuda” del Servicio Territorial de Medio Ambiente.

5

Como ocurre desde 1969, el primer domingo del mes de agosto se celebrará la romería de Malangosto, una fiesta popular que este año llega precedida por la polémica, al haber criticado sus organizadores, la ‘Cofradía del Libro de Buen Amor y Amigos del Malangosto’, la negativa del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia a conceder licencia para cocinar, en lo alto del puerto, un arroz campero para cerca de medio millar de personas.

El reproche se hace extensivo a la situación del camino de acceso al puerto, “lamentable” —según precisó uno de los organizadores, Juan Matey—.

El programa de actos se mantiene prácticamente invariable con respecto a ediciones precedentes. A las 12,30 horas partirá la procesión, desde el ‘Chozo de la Chata’ hasta el puerto. A continuación, en la Cruz del Puerto, el sacerdote José María López oficiará una eucaristía, al final de la cual se procederá al nombramiento de ‘Chata’ y ‘Arcipreste’, cargos que en esta edición han recaído en dos diplomáticos, Cristina Barrios, embajadora en misión especial para el cambio climático, y Santiago de Mora, marqués de Tamarón. Ambos escenificarán, brevemente, el encuentro de ‘la Chata’ con el Arcipreste de Hita en dicho paraje, tal y como se describe en el Libro de Buen Amor.

La novedad de este año radica en un simbólico acto de apoyo de los romeros a la candidatura de Segovia a la capitalidad cultural europea en 2016.

Finalmente, los participantes en la romería regresarán al ‘Chozo de la Chata’, donde degustarán el arroz campero, elaborado por el cocinero Pedro Carabias en un paraje serrano, sin determinar, de la provincia de Madrid. El precio del menú, que incluye fruta pero no agua —el nacimiento del Cambrones está allí mismo—, es de cinco euros.

Desde la organización de la romería, Juan Antonio Tapia lamentó ayer el “abandono total” del camino que lleva al puerto de Malangosto desde la N-110, en una advertencia a los que opten por realizar en vehículo el ascenso, para el que se requiere “un todoterreno de verdad”.

A los romeros que quieran llegar caminando hasta el puerto, los organizadores recomendaron tomar una senda que parte unos cien metros antes del embalse de Torrecaballeros. Tras pasar por una puerta de hierro, de color verde, los andariegos marcharán por el ‘camino del arriero’, en lo que es un cómodo atajo, a la sombra de los pinos en un largo tramo.

Por lo que respecta a la previsión de asistencia, los organizadores estiman que la cifra rondará el medio millar de romeros, algunos de ellos llegados desde la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama. Así, se sabe que un grupo ascenderá desde Alameda del Valle, otro desde Rascafría y un tercero llegará al puerto por la cuerda, partiendo de Peñalara.