La provincia de Segovia buscará en INTUR atraer más turismo familiar

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, pide a los empresarios “creatividad” y que “adapten su oferta a los niños”

Walt Disney inspira este año la filosofía con la que Segovia acude a la Feria Internacional del Turismo de Interior (INTUR), a celebrar en Valladolid desde mañana, 24 de noviembre, hasta el próximo domingo, día 27. Al genial creador norteamericano se le atribuye una frase (“crea un lugar donde quieran ir los niños, y los padres los seguirán”) que delata el espíritu con el que Prodestur —el organismo dependiente de la Diputación encargado de la promoción turística— acude a INTUR. El objetivo es, pues, lograr atraer a la provincia de Segovia más turismo familiar.

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, aseguró ayer que si en esta ocasión se ha apostado por captar turismo familiar es por el convencimiento que se tiene de que Segovia y su provincia pueden ofrecer lo que buscan las familias cuando van de viaje, un cóctel entre cuyos ingredientes figuran, además de una afamada gastronomía, maravillosos espacios naturales y un no menos magnífico patrimonio histórico-artístico, sin olvidar las actividades. Los más pequeños quieren actividades, y ahora Segovia está en disposición de sugerir un amplio abanico.

Prodestur ha lanzado un nuevo folleto turístico, ‘Segovia. Turismo familiar’, proponiendo a los visitantes seis rutas, que abarcan toda la geografía provincial. Cada una de ellas presenta, de forma sucinta, los principales atractivos de la comarca.

Vázquez quiso ayer dejar claro que, en Segovia, “las bases —en referencia a los recursos— están puestas”, de forma que, ahora, corresponde a los empresarios del sector turístico adaptar su oferta al turismo familiar. E insistió en pedir “creatividad” a los propietarios de los establecimientos turísticos, una solicitud que reiteró, minutos después, la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez, defensora de que “Segovia es el escenario perfecto para el turismo familiar”, pero que para captar a este segmento “se requiere adecuar la oferta”.

Poniendo su granito de arena en esta política de incrementar la atención a la infancia, el estand de Segovia en INTUR —de 154 metros cuadrados— contará este año con una guardería, posibilitando así que los padres que acudan a la feria puedan dar un tranquilo paseo por la misma, habiendo previamente dejado a sus hijos en manos de profesionales.

En otro orden, Prodestur quiere dar la imagen de que, en las principales ferias de turismo, cumple la función de un gran paraguas que acoge a todos los pueblos de Segovia. En ese sentido, ayer, en la rueda de prensa de presentación de la participación de la provincia en INTUR estuvieron presentes los alcaldes de la mayoría de las localidades más turísticas, deseosos de dar a conocer cómo están trabajando para captar más turistas.

Juan Carlos Muñoz-Reja, alcalde de Sacramenia, aseguró que su municipio tiene “mucho que ofrecer”, recordando que además de su selecta gastronomía —con los vinos de Valtiendas y el cordero asado— el Ayuntamiento está ahora empeñado en recuperar la iglesia de San Miguel.

Desde Riaza, su regidora, Andrea Rico, quiso vender ayer las rutas de senderismo por todo el municipio, incluyendo las de los pueblos rojos y negros, y puso especial énfasis en promocionar el deporte en familia que tiene en la estación de La Pinilla uno de sus escenarios principales en Segovia.

Ramón López, de Sepúlveda, habló brevemente de las mil joyas de su villa, para dirigirse a continuación a los empresarios del sector turístico (“pilar fundamental de la economía segoviana”), a los que reclamó “un esfuerzo” para conquistar nuevos clientes.

La alcaldesa de Ayllón, María Jesús Sanz, también citó a los empresarios, agradeciendo a los de su villa los desvelos que ponen en dar a conocer la localidad. Sanz animó a acudir a alguna de las visitas teatralizadas por Ayllón, y aprovechó su intervención para lamentar el estado en que se encuentra el palacio del Obispo Vellosillo. Sobre este edificio, el Ayuntamiento busca ahora ayudas para acometer su rehabilitación.

Víctor Cabañero, concejal de Cultura de Coca, reveló que su corporación trabaja en la elaboración de material didáctico sobre la historia de la localidad, en una demostración de que en la provincia también se desea captar turismo familiar. Por otra parte, Cabañero se felicitó de que Las Edades del Hombre sean en 2017 en Cuéllar. “Nos hemos puesto a disposición de Cuéllar para lo que haga falta; estamos en la misma comarca, y tenemos la experiencia de cuando ‘Las Edades’ fue en Arévalo. Entonces no nos tocó el Gordo, pero sí un buen reintegro”, declaró.

En la rueda de prensa también estuvo Julio Manuel Sanz, teniente de alcalde de Cabañas, un pueblo pequeño pero capaz de sacar adelante un proyecto de talleres artesanales, único en la provincia, que ahora está intentando potenciar.

Para acabar, la teniente de alcalde de El Espinar, Concepción Rubio, reconoció que aunque su localidad tiene menos patrimonio que otras de la provincia, destaca por su medio ambiente y cultura. Y quiso dejar una última idea, la de que, con la oferta ayer presentada, “nos complementamos unos a otros”.

FuenteGuillermo Herrero 
Compartir