La planta de compostaje comienza a cumplir las medidas de la Junta

Ecologistas en Acción, CCOO, UGT y Unión de Campesinos de Segovia se unen para reclamar toda la documentación sobre la empresa en poder de la Administración regional

5

La planta de compostaje de Fuentepelayo (Agrogestión y Aplicaciones Medioambientales S.L.) ha comenzado a cumplir las medidas adoptadas por la Junta, retirando algunos de los vertidos que se hallaban depositados en varias parcelas del término municipal. Así lo informó ayer el delegado territorial, Javier López-Escobar, quien señaló que tal información le había sido facilitada por la plataforma vecinal ‘No más mierda’. López-Escobar agregó que desde la Junta “se ha dado un plazo suficiente” a la empresa para que lleve a cabo dicho trabajo, advirtiendo que “si no lo hace se actuará de oficio”, lo que significará la retirada de los vertidos por parte de la Administración, tras lo cual “se pasaría una factura con el coste a su responsable”. “Queremos resolver el asunto con celeridad”, defendió el delegado.

López-Escobar hizo ayer estas declaraciones al acabar la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de ayer, en la que varias organizaciones (Ecologistas en Acción, CCOO, UGT y Unión de Campesinos de Segovia) presentaron una batería de preguntas en relación a la planta de compostaje. Dichas organizaciones habían convocado una rueda de prensa en la Plaza de la Reina doña Juana, al finalizar dicha Comisión, pero López-Escobar ofreció a sus representantes la Delegación Territorial, donde se llevó a cabo, con destacada participación del propio delegado.

María Antonia Sanz, representante de CCOO, reconoció que estas organizaciones “salimos contentas” de la Comisión, por el compromiso de la Junta de facilitar toda la documentación existente sobre la planta de compostaje.

A preguntas de los periodistas, López-Escobar explicó que la empresa “tiene orden de reprocesar lo que no estaba correctamente procesado, procesar lo que no estaba procesado y no introducir más materia orgánica en la planta”. El delegado territorial, que agradeció “la ayuda” de la plataforma vecinal ‘No más mierda’, consideró que el asunto “no tenía que haber llegado a este punto”, y mostró su confianza en que “el terreno se restaure y vuelva a la situación original”. López-Escobar reconoció que, en este asunto, “quizá no todas las actuaciones (de las administraciones públicas) hayan sido correctas al 100%”, anunciando a continuación que “se van a revisar nuestros procedimientos para ver en qué podemos mejorar”.

Juan Manuel Palomares, de la Unión de Campesinos de Segovia, consideró “de poco fundamento” la acusación realizada por la propiedad de la planta a las explotaciones de porcino de la localidad, a las que culpa de los malos olores. “En Fuentepelayo —dijo Palomares— ha habido el doble de cabaña ganadera que la actual, y entonces no había olores”.

Por su parte, el presidente de la plataforma ‘No más mierda’, José Luis Ordóñez, valoró la “mejoría de la convivencia” en Fuentepelayo tras la asamblea general de dicha entidad. Ordóñez consideró que las actuaciones de la Guardia Civil “han generado un clima de mayor seguridad ciudadana”, añadiendo que en los últimos días “no ha habido episodios de intimidaciones ni agresiones”. Finalmente, quiso aclarar que la plataforma vecinal “no busca el cierre de la planta”, pero sí que ésta “funcione como tal”. Ordónez auguró que ‘No más mierda’ “tiene todavía un largo recorrido que hacer”.