La incertidumbre en el campo centra las fiestas en honor a San Isidro

Numerosas localidades segovianas sacaron ayer la imagen del santo en procesión

1

La incertidumbre sobre el resultado de la cosecha de cereal centró las celebraciones de San Isidro que se sucedieron por toda la provincia. En muchos casos se trata de fiestas patronales.

En Segovia capital, la celebración se desarrolló en torno a la ermita del Cristo del Mercado, con una serie de actos organizadas por la Cofradía de San Isidro Labrador, cuyo hermano mayor es este año Carlos Suárez.

En Cuéllar los vecinos se sumaron a las celebraciones, como es tradicional. Por la mañana a las 13.00 horas tuvo lugar la misa seguida del refresco en la iglesia de La Cuesta y por la tarde, a las 19:00 horas partió del templo la procesión al son de la dulzaina y el tamboril de los Hermanos Ramos. El buen tiempo favoreció la asistencia de público a lo largo del recorrido que discurrió por las calles hasta la Cruz de Santo Domingo para volver nuevamente al templo. Un año más los esfuerzos de la Asociación Cultural Peña La Plaga por recuperar el tradicional turrón de San Isidro no han dado su fruto aunque el colectivo continuará en su empeño en próximas ediciones.

En El Espinar, la anécdota la puso el susto que se dio al final de la procesión, tras el sorteo de andas, cuando uno de los soportes se inclinó en exceso.

El ambiente festivo también fue constante en Valseca, donde hoy sábado continúan las celebraciones con la Feria del Garbanzo, que reunirá a centenares de comensales en la degustación masiva de un cocido. También otras localidades del entorno de esta villa se honra a San Isidro, como en Garcillán o Martín Miguel, donde también ayer fue fiesta, y donde las celebraciones continúan en muchos casos durante todo el fin de semana.

Los agricultores de Valverde del Majano también sacaron al santo en procesión desde la iglesia parroquial hasta el campo, donde fueron bendecidos por el sacerdote. Luego se reunieron todos los labradores para compartir un aperitivo.

En Fuentepiñel, como en el resto de los pueblos de la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña la festividad de San Isidro tuvo un fuerte seguimiento. Prácticamente todas las parroquias de la Comunidad (que consta de veintiún pueblos) cuentan con su imagen para procesionarle, e incluso en la de Tejares preside su propio altar.

En Cantimpalos, la fiesta arrancó con la misa, que estuvo animada por el coro parroquial. Siguió la procesión y bendición por el paraje la Morera. Seguidamente se procedió desde los balcones del Ayuntamiento a tirar caramelos para todos los asistentes. También se ofreció un refresco con aperitivos.

En toda la provincia se nota la prolongación del fin de semana en Madrid, donde San Isidro es fiesta patronal.