La grave sequía afecta a la extracción de agua en las fábricas de Bezoya

Calidad Pascual reconoce “incidencias puntuales”, si bien insiste en que en Ortigosa y Trescasas “se sigue trabajando con normalidad”

161

La grave sequía que sufre España afecta a todos. Nadie se escapa. Tampoco las empresas. Ni siquiera Bezoya. Desde Calidad Pascual se advierte ahora que ese agua mineral natural procede de la Sierra de Guadarrama y, por lo tanto “se ve irremediablemente vinculada a los fenómenos meteorológicos”.

En ese sentido, fuentes de la empresa recuerdan que 2017 está siendo un año “atípico” a nivel nacional. Las lluvias en el recién terminado año hidrológico han sido menores de lo habitual.

Según datos proporcionados por la Agencia Española de Meteorología, el último año hidrológico ha cerrado con 551 litros por metro cuadrado de media en España, lo que representa casi un 15% menos que la media, establecida en 648.

Ante esta situación, Calidad Pascual dice estar haciendo “grandes esfuerzos”, y aunque afirma que “nuestras fábricas de Bezoya siguen trabajando con normalidad”, sí reconoce que “debido a esta causa de fuerza mayor imprevisible e inevitable (la sequía), estamos sufriendo incidencias puntuales, que se subsanarán en las próximas semanas”.

Insiste Calidad Pascual que las fábricas ubicadas en Ortigosa del Monte y Trescasas “no han parado” y “no hemos dejado desabastecido el mercado”.

En próximas fechas, sin especificar por la empresa, se inaugurará la nueva fábrica de Bezoya en Ortigosa del Monte, adyacente a la ya existente. Ahora se está procediendo a la implantación de equipos, pruebas y labores de mantenimiento.

“La nueva planta supondrá un importante crecimiento de nuestra capacidad de producción y suministro”, prevé Calidad Pascual.