La Feria del Garbanzo, reivindica la Marca de Garantía para un producto cuyo cultivo aumenta anualmente

Cerca de 1.500 personas degustaron el popular cocido de Valseca, que además contó con otras actividades como la IV Feria de Artesanía y una concentración de vehículos clásicos.

La V Feria del Garbanzo de Valseca superó las previsiones iniciales marcadas por el Ayuntamiento, y cerca de 1.500 comensales degustaron el popular cocido, en torno a una convocatoria culinaria marcada por la festividad del patrón San Isidro Labrador. El buen tiempo y las actividades previstas, con la inauguración previa del IV Mercado Artesano, con diferentes puestos de agroalimentación, orfebrería, flores secas y otros, junto con la concentración de vehículos clásicos, animaron la mañana hasta que llegó la cumplida hora del cocido, elaborado por el cocinero Julián del Barrio y su equipo de colaboradores, que abarrotó de público, los parques y plaza de El Caño.

Un total de 125 kilos de garbanzos de calibre blanco lechoso Castellano, característico de la localidad, acompañados de 125 kilos de morcillo, 150 kilos de espinazo,110 kilos de tocino, 120 kilos de chorizo, 80 kilos de patatas, 30 kilos de fideos, 150 kilos de berza y 1.300 rellenos compusieron los ingredientes del deseado plato, con una tarta de manzana como postre.

Una convocatoria, que sirve de antesala al protagonista, el garbanzo, sembrado como marca la tradición en las tierras desde la pasada festividad de San Marcos. “que este año, al tener tempero (frescor), el terreno han nacido enseguida”, apunta el agricultor, José A. Herranz. La principal novedad de esta temporada la conforma el crecimiento constante de la superficie de cultivo.

Así, en estos momentos, el término municipal alcanza una superficie de siembra cercana a las 70 hectáreas, lo que se traduce en un aumento próximo al 18 por ciento con respecto a las temporadas anteriores. Sin duda buena parte de ese impulso a parte de la constatada calidad de la legumbre, la tiene la promoción que genera la feria impulsada por el Ayuntamiento, “que ha servido para reanimar su cultivo”, como reconoce el vecino Julián de Andrés: “Hace 20 ó 30 años siempre los sembraban prácticamente los mismos agricultores, y el hecho de gozar de la fama que tiene el garbanzo de Valseca y el actual impulso de la feria, ha servido para que nuevos agricultores e iniciativas, se sumen a la producción, en un momento de la agricultura en el que se dan unas circunstancias especiales; dado que hay muy pocas alternativas al secano se buscan un cultivos alternativos”, señala.

Paralelamente, otra de las novedades, en este caso institucional, la adelantaba el alcalde de Valseca, Miguel Ángel Palacios, que explicaba que a partir de estos momentos “pretendemos proteger nuestro garbanzo y su calidad, con una Marca de Garantía, lo que significa que aproximadamente el 65 por ciento del término municipal es apto para el cultivo del garbanzo, así como parte de los término de Hontanares de Eresma, Los Huertos y Zamarramala”, destacó. A la vez se refirió a la Indicación Geográfica Protegida: “No podemos recurrir a una IGP porque no habría suficiente superficie para garantizar la producción”, precisó.

En esta misma línea dijo que a partir de estos momentos “el Ayuntamiento va a iniciar los primeros pasos junto a los productores, y esperamos la absoluta colaboración de las instituciones, especialmente de la Diputación Provincial, a través del Consorcio Agropecuario y de la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León”, afirmó.

Asimismo, el Ayuntamiento a adquirido el dominio www.garbanzodevalseca.es, con el objetivo de incluir en la web, “información acerca de nuestro garbanzo, así como de los productores y de la fiesta anual”, explicó Palacios, quién a la conclusión de la V Feria del Garbanzo destacaba el éxito de la jornada gastronómica que se ha “dimensionado y consolidado el certamen, y llegados a estas cifras, y cantidad de público, debemos plantearnos ir a una mayor infraestructura”, indicó.

FuenteÁlvaro Pinela 
Compartir